jueves, 29 de diciembre de 2011

SISTEMA DE BIBLIOTECAS SERVICIOS DE APOYO A LA ACADEMIA Y A LA INVESTIGACIÓN

Biblioteca Central de la Sede Barcelona, la Biblioteca Sede Urbana y tres Centros de Documentación de las Facultades de Ciencias Básicas e Ingenierías, Ciencias Humanas y Ciencias Agropecuarias y de Recursos Naturales, en el desarrollo de sus funciones de apoyo a la docencia y la investigación a través de la búsqueda, recuperación y difusión de la información bibliográfica y documental, realiza informes de gestión de los servicios y productos ofertados a través de los diferentes medios de presentación (impresos, magnéticos, audiovisuales, electrónicos).

Vale la pena aclarar que en el transcurso de este periodo, se vieron interrumpidas las actividades académicas y laborales debido al paro ocasionado por los estudiantes durante un tiempo no inferior a un mes, lo que no permitió el desarrollo y continuidad de los procesos y actividades planeadas, ni la terminación del semestre académico, obligando a la Universidad a continuar y terminar el calendario académico en febrero del año 2009. ...

Disponible en: http://acreditacion.unillanos.edu.co/contenidos/Sistema_biblioteca.pdf

FORMACIÓN DE USUARIOS Y ALFABETIZACIÓN INFORMACIONAL EN BIBLIOTECAS UNIVERSITARIAS: PROPUESTA DE PLANIFICACIÓN PARA UNA CRAI

INTRODUCCIÓN. EL CAMBIO AL CONCEPTO CRAI

La biblioteca universitaria está inmersa en un entorno cambiante. Este cambio viene dado directamente por el nuevo modelo de universidad impulsado por los poderes públicos europeos. Ante esta situación, la biblioteca universitaria está adaptando su modelo para poder ser un participante activo en este nuevo marco y así promover su papel en el ámbito educacional.

La formación de usuarios tradicional se está viendo afectada también por este cambio de modelo y por las tendencias que desde los años 90 la desarrollan, de tal forma que ya no se centra sólo en enseñar a usar herramientas, sino que amplía su campo de acción instruyendo al usuario en localizar, acceder, evaluar y usar la información de forma autónoma. Y no podemos olvidar el papel fundamental que ha tenido el uso de las nuevas herramientas tecnológicas, ya que han contribuido enormemente al desarrollo de esta nueva alfabetización del usuario.

Vamos a hacer una revisión introductoria del contexto en el que se mueve la biblioteca, que actualmente queda circunscrito a los siguientes aspectos.

Disponible en: http://www.ucm.es/BUCM/biblioteca/doc10057.pdf

Información científica, biblioteca y conocimiento

Javier Gimeno Perelló

Resumen

El avanzado desarrollo de las tecnologías de la información ha generado un considerable aumento cuantitativo de aquélla. Ahora es preciso aprender a seleccionarla y utilizarla correctamente, de modo que el usuario sea capaz de transformarla en conocimiento. Los centros de documentación y bibliotecas públicas y universitarias tienen el reto de emprender proyectos de educación documental que amplíen y mejoren los tradicionales servicios de formación de usuarios. Se destacan casos prácticos significativos emprendidos por algunas bibliotecas.

Disponible en: http://revistas.ucm.es/index.php/RGID/article/view/RGID0101220011A

NUEVAS TECNOLOGÍAS EN BIBLIOTECAS Y SU IMPACTO EN LA FORMACIÓN DE USUARIOS.

Lic. Genoveva Vergara Mendoza
genoveva.vergara@uia.mx
Universidad Iberoamericana, Ciudad de México.

Resumen

Con la implementación de nuevas tecnologías en las bibliotecas, se ha abierto la posibilidad de incrementar los servicios y ofrecer una mejor atención a usuarios tanto presenciales como virtuales. Por otro lado, la disposición de innumerables fuentes de información, ya sean acreditadas o publicadas sin un proceso de revisión previo, han llevado a la necesidad, cada vez más urgente, de contar con programas de formación de usuarios. El objetivo de dichos programas es el desarrollo de habilidades de información para un óptimo aprovechamiento de los recursos documentales y tecnológicos, y de esta manera llegar a que la información disponible cumpla su función en la formación académica y personal de los usuarios. No debemos olvidar, dentro de los grupos de usuarios, a los profesores, considerándolos no sólo como usuarios finales, sino como formadores de otros grupos de usuarios: los alumnos.

Disponible en: http://multidoc.rediris.es/

Nuevas tecnologías en abierto para bibliotecas

PATRICIA RUSSO GALLO

El software libre está siendo tenido en cuenta en los entornos de bibliotecas como una alternativa
a las herramientas tecnológicas comerciales. En este artículo se muestran algunos tipos de herramientas usadas en bibliotecas y el software libre más común para ese uso. Además, de cada software se presentan ejemplos de casos reales en los que tienen implementada la herramienta y una variedad de bibliografía con reseñas de las diferentes herramientas presentadas en el artículo. El texto de este artículo está basado en el taller del mismo título presentado en las XV Jornadas Bibliotecarias Andaluzas (Córdoba, octubre 2009).

Palabras clave: software libre, bibliotecas, gestión documental, depósitos digitales, gestor de contenidos, e-learning, tesaurus.


OPEN SOFTWARE FOR LIBRARIES

Abstract: Free software is being considered in the library environment as an alternative to commercial software applications. This paper discusses different types of tools used in libraries and the free software most commonly used for them. Furthermore, some real cases of tools already implemented are shown as well as a bibliography of the applications discussed. The text of this paper is based on the workshop that with the same title was presented at the 15th Andalusian Library Conference in Cordova, Spain, on October 2009.

Keywords: Free software. Libraries. Information management. Digital repositories. Content management software. E-learning. Thesauri

Disponible en: http://www.aab.es/pdfs/baab9495/94-95col01.pdf

domingo, 30 de octubre de 2011

Bibliotecas Infantiles: servicios bibliotecarios para niños

Es difícil determinar los orígenes de la literatura infantil; concebida como tal, es decir obras literarias destinadas específicamente a los niños, tratándose de un instrumento de juego con un soporte ideológico. De esta manera nos remontaríamos hacia el siglo XVII, aunque los libros leídos por los niños se remontan años atrás.

El punto de partida hay que situarlo en los cuentos milenarios que se trasmitían oralmente y que un día fueron plasmados en un libro. Pero la primera obra que aparece compuesta concretamente para niños, se remonta al siglo XVII, es la obra de Comenius titulada "Orbis pictus" en 1657. Esta es a la vez un alfabeto, un tratado moral, una historia natural; pero sobre todo un libro de imágenes, además del primer libro ilustrado para niños.


Se trata de ejemplos aislados y singulares; pero la idea que ha de fundamentar una literatura infantil es la existencia de una edición que les este especialmente destinada. Este acontecimiento sucede a la vez en Francia y en Inglaterra; por una parte Pelerin crea las "estampas de Espinal" en 1740, y por otra parte John Newbery abre en Londres en 1745 la primera librería para niños, editando libros desde 1744, entre otros adaptaciones de "Gulliver" y "Robín de los bosques".


Los servicios de la biblioteca para los niños de edad escolar

Por: Colorín Colorado (2007)


Para los niños que comienzan sus estudios, la biblioteca adquiere nueva importancia. Para los estudiantes de escuela primaria, se ofrecen programas parecidos a los de lectura en voz alta y narración de cuentos que a menudo incluyen charlas y presentaciones por los mismos niños, así como programas de lectura durante los meses de verano. Para los estudiantes de escuela intermedia también pueden ofrecerse charlas sobre libros, programas de lectura durante los meses de verano, seminarios sobre la escritura creativa, grupos de teatro y lectura de poemas. La biblioteca también se convierte en una fuente de información que los niños utilizan en la preparación de sus tareas. Averigüe lo que ofrece la biblioteca pública de su localidad.


Bibliotecas para niños

































Cómo ayudar a sus hijos a usar la biblioteca

Kathryn Perkinson


Introducción


"Cuando yo era muchacho, recuerdo haber visto al mundo entero pasar ante los ojos de mi imaginación. Un buen día me escapé del aburrido pueblo en que vivía y, volteando las páginas de un libro muy bonito, viajé por toda Francia acompañado por otros dos muchachos de mi edad llamados André y Julien. En otra ocasión, en compañía de Don Quijote y Sancho, vi las llanuras de Castilla iluminadas por un sol ardiente, anduve por sus caminos polvorientos y visité sus posadas llenas de aventura. En mi imaginación, vi islas desiertas y auroras boreales reflejadas en el mar. En Africa visité el país de los pigmeos y no me pareció extraño porque anteriormente había visitado Liliput. Viví en la choza descrita en Uncle Tom's Cabin y cultivé caña de azúcar con los esclavos. Como el Barón de Münchausen, até una cuerda al cuarto creciente de la Luna para deslizarme por ella hasta la Tierra, y como no era suficientemente larga, le corté un tramo superior y se lo até al extremo inferior para completarla. Con Jules Verne viajé por todas partes y vi el fondo del mar.
Es así, durante la etapa más temprana e impresionable de la niñez, que se forja el país universal de los niños. Es una etapa de la vida en que las rivalidades sólo obran en la diversidad de imágenes y de colores. Los cuentos maravillosos se complementan en perfecta armonía, sin hacerse mal unos a otros. Todo es paz y unión."


Paul Hazard

De: Books, Children and Men



jueves, 29 de septiembre de 2011

La biblioteca universitaria ante las nuevas tecnologías de la información: estudio comparativo entre España y Brasil

E. ARRUDA RAMALHO



RESUMEN
Estudia la receptividad de las bibliotecas universitarias de España y las de Brasil ante las nuevas tecnologías de la información. El análisis de los datos indica que no existen grandes diferencias entre las bibliotecas de las dos nacionalidades. Por otra parte, se hace evidente la necesidad urgente de medidas educativas, administrativas y científicas para conseguir que la biblioteca universitaria pueda asumir y conducir su propio cambio tecnológico.



Palabras clave: Biblioteca Brasil/España/tecnología/información Universidad/Tesis


Disponible en: http://www.ucm.es/BUCM/revistas/inf/02104210/articulos/DCIN9494110011A.PDF

Nuevas tecnologías en abierto para bibliotecas

Patricia Russo Gallo



El software libre está siendo tenido en cuenta en los entornos de bibliotecas como una alternativa
a las herramientas tecnológicas comerciales. En este artículo se muestran algunos tipos de herramientas usadas en bibliotecas y el software libre más común para ese uso. Además, de cada software se presentan ejemplos de casos reales en los que tienen implementada la herramienta y una variedad de bibliografía con reseñas de las diferentes herramientas presentadas en el artículo.



El texto de este artículo está basado en el taller del mismo título presentado en las XV Jornadas
Bibliotecarias Andaluzas (Córdoba, octubre 2009).


Palabras clave: software libre, bibliotecas, gestión documental, depósitos digitales, gestor de contenidos, e-learning, tesaurus.


Disponible en: http://www.aab.es/pdfs/baab9495/94-95col01.pdf

Uso de las nuevas tecnologías para una mejor gestión bibliotecaria

Christine Koontz -- Dean K. Jue

Introducción



"Nueva tecnología", para una disciplina cualquiera, es frecuentemente aquella que, no siendo necesariamente nueva desde una perspectiva más amplia, finalmente, puede adoptarse de manera generalizada dentro de la disciplina en cuestión. El retraso desde el desarrollo inicial de la tecnología hasta su adopción dentro de una disciplina puede ser causado por una variedad de factores, tales como costes, dificultad de uso o falta de los servicios de apoyo necesarios. Dos tecnologías que se acomodan a esa descripción de "nueva tecnología", ya que existen desde hace más de una década, pero ahora pueden ser ampliamente usadas en la biblioteconomía, son los sistemas de información geográfica (Geographic Information Systems, GIS) y los colectores portátiles de datos (Portable Data Collectors, PDCs) o asistentes personales digitales (Personal Digital Assistants, PDAs).



El software del Geographic Information System fue desarrollado a principios de los años '60. No obstante, hasta primeros de los '90 su uso requería una configuración informática que habría costado bastante más de 100,000 $. El software GIS funcionaba a base de comandos (lenguaje de código y número), resultando difícil para usuarios ocasionales su comprensión y uso. Como consecuencia, a menudo se requería un personal de apoyo con dedicación. Finalmente, los datos para el software eran caros, tanto de comprar como de desarrollar con un sistema propio. Hoy día, el software GIS puede costar menos de 1000$ y funcionar en PC compatibles que cuestan, a su vez, menos de 2000$. Muchos vendedores del software GIS proporcionan diversos juegos de datos como parte del precio inicial de venta del soft, además de precios reducidos. Un estudio financiado por el Departamento de Educación de los EEUU combinaba los códigos de barras que representaban atributos de los datos predefinidos sobre uso en sala con escaneadores de códigos de barras, a fin de recoger esos datos de forma más detallada que la disponible con anterioridad ("Handheld..." 1999). El estudio implicó 100 bibliotecas públicas filiales de más de 40 sistemas bibliotecarios dentro de los EEUU. Las categorías generales de uso en sala sobre las que se recogían datos eran el uso de materiales in situ, el apoyo del personal y las actividades del usuario. Para una visión detallada de los datos que se podrían derivar de la información recogida, puede consultarse la página web http://www.geolib.org/.

Aunque el estudio inicial implicaba bibliotecas públicas, no existe razón alguna para no poder adoptar una metodología similar en otros tipos de biblioteca (por ej., académicas, especializadas). El ritmo rápido de la tecnología ha significado que la tecnología utilizada en el estudio inicial sea ahora más asequible, ya que pueden recogerse los datos utilizando aparatos que caben en la mano y que funcionan con sistemas operativos Palm o Window CE.

En marzo del 2000, la metodología de recogida de datos en la biblioteca se presentó al Federal-State Cooperative System, el grupo responsable de establecer los estándares de recogida de datos bibliotecarios en los EEUU. Por otra parte, dicha metodología se adaptó a la situación francesa, tanto para biblioteca pública como universitaria. A medida que el valor de una mejor medición del uso en sala va siendo más conocido, puede esperarse que el uso de PDCs y PDAs en las bibliotecas se convierta en una práctica bibliotecaria corriente.

Los asistentes digitales personales y los colectores portátiles de datos han sido ampliamente usados en aplicaciones de almacenaje desde los últimos años '80. La nueva tecnología ha hecho esos sistemas aún más portátiles (por ej., los pilotos Palm, que caben en la palma de la mano. Esos PDAs pueden ahora ser fácilmente integrados con escaneadores de código de barras construídos expresamente, y así ayudar a estandarizar la recogida de datos en gran cantidad de entornos bibliotecarios que tradicionalmente eran ignorados en los EEUU (por ej., uso en sala). Hoy, los PDAs pueden comprarse por bastante menos de 1000 $, incluyendo programas generadores de aplicaciones que pueden utilizarse para desarrollar programas a medida del cliente para la recogida de datos bibliotecarios en PDAs.

Este artículo discutirá las aplicaciones de esas dos tecnologías en un entorno bibliotecario.


Disponible en: http://archive.ifla.org/IV/ifla66/papers/083-120s.htm

Las nuevas tecnologías y las bibliotecas: una síntesis sobre su evolución y repercusiones

José Luis Herrera Morillas


Universidad de Extremadura. Facultad de Biblioteconomía y Documentación


Resumen:
Se realiza una síntesis sobre la evolución y repercusiones de las nuevas tecnologías en las bibliotecas a través del desarrollo de la automatización de las bibliotecas, los sistemas integrales de gestión y la biblioteca digital.

Disponible en: http://www.aldee.org/cas/content/publicaciones/upload/jorna04.pdf

viernes, 26 de agosto de 2011

CULTURA TECNOLÓGICA

Material recopilado por: Marco Raúl Mejía J. (2009)

Según Arnold Pacey (1990), la definición de Tecnología debe abarcar no sólo su aspecto material (técnicas en cuanto a artefactos), sino que debe incluir los aspectos organizativos (actividad económica e industrial, actividad profesional, usuarios y consumidores) y los culturales (objetivos y valores afectados por la tecnología y los que deberían ser respetados por ella).
Asimismo, para el estudioso de la cultura Miguel Ángel Quintanilla (1992: 2) la “cultura tecnológica” se puede concebir como el conjunto de representaciones, reglas de conducta, ideas, valores, formas de comunicación y pautas de comportamiento aprendidas (no innatas) que caracterizan a un grupo social.


Igualmente, Quintanilla (1992: 5) señala que la tecnología como proceso humano puede entenderse que forma parte de la cultura y como elemento cultural la tecnología lleva asociados determinados valores, plantea determinadas relaciones del hombre con la naturaleza y entre las propias personas. Por lo tanto, es necesario el análisis y reflexión sobre las dimensiones humanas y sociales asociadas al desarrollo tecnológico, teniendo como ángulo de visión las repercusiones educativas de los cambios culturales y sociales que conlleva el desarrollo tecnológico.


En una perspectiva crítica Quintanilla (1992: 6) indica que se conciben la tecnología y la cultura como sistemas dependientes entre sí, entendiendo que la tecnología contemporánea conforma un sistema que envuelve todos los aspectos de la vida cotidiana de nuestro tiempo.

Por todo esto Quintanilla (1995: 18) caracteriza la cultura tecnológica: basada en la racionalidad crítica, en la creatividad y la innovación, y en la libertad para llevar a cabo empresas nuevas de forma racional. En fin, todo un modelo de lo que pueden ser objetivos ideales para el proceso educativo.


Asimismo Quintanilla (1995:14), sintetiza sus deliberaciones hacia la cultura tecnológica con tres razonamientos:

• La cultura tecnológica constituye una parte importante de la cultura compartida por cualquier grupo humano en las sociedades avanzadas de nuestro tiempo.
• El que en estos grupos compartan una adecuada cultura tecnológica es un factor importante para el bienestar del grupo.
• Como consecuencia de lo anterior, el substrato homogéneo común que debemos plantearnos como objetivo del proceso educativo en estas sociedades avanzadas es, precisamente, el conseguir una adecuada cultura tecnológica.
Este autor destaca ciertos elementos que están presentes en una cultura, y que en la cultura específica de cada grupo social tienen cierta organización: las representaciones, las reglas y normas de conducta, los valores, las formas de comunicación y las pautas de comportamiento aprendidas (no innatas) que caracterizan al grupo social en cuestión.
Al interpretar a Quintanilla, se puede indicar que la cultura tecnológica de un grupo social es el conjunto de representaciones, valores y pautas de comportamiento compartidos por los miembros del grupo en los procesos de interacción y comunicación en los que se involucran sistemas tecnológicos, pero, además la cultura tecnológica es un componente esencial de la cultura sin más, y constituye un factor esencial para el desarrollo tecnológico de un país.
Y por ello se puede determinar que una sociedad con vasta cultura tecnológica y en la que predominen las actitudes positivas hacia la técnica estará mejor preparada para incorporar y producir innovaciones tecnológicas y para extraer de ellas el máximo rendimiento.
Además, Sancho (2004a: 19) explica que la tecnología se configura como un cuerpo de conocimientos que, además de utilizar el método científico, crea y/o transforma procesos materiales y señala que al aceptar que la cultura, los procesos sociales, la tecnología y las formas de comunicación están íntimamente ligados entre sí, se nos abre un camino apto para buscar explicaciones al complejo mundo contemporáneo en que vivimos y a sus transformaciones más recientes.


Por su parte, García Vera (1994: 18), observa esta situación desde una óptica amplia, hace referencia a una cultura tecnológica de este modo:

• Una cultura se manifiesta a través del conocimiento acumulado históricamente en las diferentes áreas del saber, en las expresiones artísticas, en los medios de comunicación audiovisual.
• En una sociedad se distingue la cultura dominante de otras marginales. Que la cultura dominante, en forma lenta, constante y progresiva, se va constituyendo sobre las bases de la ideología hegemónica de los poderes de esa sociedad. Y, finalmente,
• Que los recursos tecnológicos así como los distintos sistemas simbólicos de representación soportados en ellos, son utilizados en las diversas culturas y se les asigna unos roles de acuerdo con los intereses de cada una de ellas. Una, la dominante, para perpetuar hegemonías, otras las marginales, para señalar el desajuste social y desigualdades...que posiblemente se pueden producir, para expresar sus ideas y teorías, intentando probar la legitimidad y su superioridad respecto a las mismas y respecto a otros.
Por cultura tecnológica se entiende un amplio aspecto que abarca teoría y práctica, conocimientos y habilidades, por un lado conocimientos relacionados con el espacio construido en el que desarrollamos nuestras actividades y con los objetos que forman parte del mismo; y por otro lado las habilidades, el saber hacer, la actitud positiva que nos posibilite no ser espectadores pasivos en este mundo tecnológico en el que vivimos.
En resumen, la cultura tecnológica brinda una visión integradora de todas las modalidades de la conducta humana, superando la tradicional dicotomía de lo manual y lo intelectual, y postula una concepción del hombre como una unidad que se compromete con todas las potencialidades, en todos y cada uno de sus actos los conocimientos y habilidades que nos permitan una apropiación del medio en que vivimos como una garantía para evitar caer en la dependencia.

CULTURA Y ERA TECNOLÓGICA

Por Elizabeth Robles (2003)
Revista Razón y Palabra, Nro. 35

Los efectos de la globalización ofrecen perspectivas útiles por las cuales se puede evaluar el impacto de la cultura en el desarrollo nacional e internacional. La globalización no sólo aumenta la sensibilidad hacia las diferencias, sino también hacia las interdependencias (Shanker, 1998). La tecnología une al mundo de muchas maneras. El dinero, las ideas, la información, el conocimiento y las imágenes se mueven a través del mundo casi instantáneamente. Cada momento en la historia y la complejidad de la vida social se abren a una pluralidad de interpretaciones que suceden dentro de distintas trayectorias. Esta diversidad prueba la resiliencia de la sociedad. La cultura cambia en respuesta a las estrategias de la gente para adaptarse. El propósito de esta ponencia es exponer el concepto de la cultura y su rol en la era tecnológica, y examinar su relevancia en el desarrollo económico y social del mundo.

La tecnología, como parte del ambiente humano, está siempre ligada a la cultura. Esta no solo incluye métodos de sobrevivencia y de producción, sino también la creación del lenguaje, de los sonidos, del arte, etc. Su naturaleza es ambivalente, pues acelera la transferencia de información y de conocimiento, y crea nuevas preocupaciones y problemas como lo son la amenaza de las armas nucleares, la erosión del ambiente y el uso de los "clones." Los medios de comunicación en masa y la computadora, unen al mundo a través de sus redes, pero eliminan lo que es específico y retan la sobrevivencia de las culturas que son el corazón de todas las sociedades.

Cultura

Durante las pasadas décadas cambios económicos, tecnológicos y socio-políticos han transformado las culturas del mundo. El mundo ha ido cambiando gradualmente sus actitudes sobre la educación, el matrimonio, el divorcio, el aborto, la homosexualidad, sus creencias y prácticas religiosas, las cuestiones que causan conflicto político y los incentivos que motivan a la gente a trabajar. Aunque las culturas cambian en respuesta al ambiente, éstas a su vez transforman el ambiente a su alrededor. Los efectos de la globalización ofrecen perspectivas útiles por las cuales se puede evaluar el impacto de la cultura en el desarrollo nacional e internacional. La globalización no sólo aumenta la sensibilidad hacia las diferencias, sino también hacia las interdependencias (Shanker, 1998).

La cultura abarca símbolos, significados, valores, instituciones, conductas y todos sus derivados, que caracterizan a una población humana identificándola y distinguiéndola de las demás. La palabra cultura lleva consigo su propio peso de asociaciones en lenguajes y tradiciones diferentes. Las culturas poseen:

Un sistema de valores significativos (que le dan significado a la existencia en su totalidad) y normativos (que proveen reglas de conducta de cómo vivir la vida); una base compartida (territorio común, historia, lenguaje, raza o antepasados), que identifica a la gente como miembro de un grupo; y la voluntad o decisión de ser identificado primeramente como miembro de esa comunidad (Shanker, 1998).

Por lo tanto, la cultura suple identidad, provee un sistema de significados y asigna un lugar a sus miembros en el esquema total de las cosas. Lo importante no es entender lo que es la cultura sino cómo las personas usan el término en el discurso contemporáneo. La cultura es una forma de vida como también lo es el contenido de las bibliotecas, de los museos, de los códigos de conducta religiosos y morales, etc. y se ha convertido en un término que describe la vida social de los individuos. Esta provee: lentes de percepción y cognición (cómo las personas perciben su mundo); motivos para la conducta humana; criterios de evaluación (bueno/malo, feo/bonito, terrorista/defensor de la libertad); bases de identidad (religión, etnia); modos de comunicación (lenguaje, arte e ideas); bases de estratificación (clase, rango, género); y sistemas de producción y consumo (Mazrui, 1990).

De acuerdo a Wild (1999) hay un consenso claro de que la cultura tiene que tener una influencia definitiva y bien fuerte en el diseño y el uso de la información, en los sistemas de comunicación y de aprendizaje, así como en su manejo, aunque no haya investigaciones identificables en estas áreas. En todas las áreas de la actividad humana, la conducta de las personas está afectada por los valores y actitudes que tienen y las normas que los rodean. Cuando los valores están ampliamente compartidos por un grupo de personas, éstas están provistas de mecanismos comunes por los cuales pueden entender e interpretar su mundo.

La cultura es más que una abstracción, consiste también de un sistema de símbolos distintivos junto con artefactos que capturan y codifican las experiencias importantes y comunes de un grupo. Significados simbólicos distintivos e importantes y valores se desarrollan alrededor de la información, de su uso y de su estructuración en cualquier grupo cultural. Cuando el acto de diseño estructural traslada la información en productos o artefactos de aprendizaje, ese artefacto incorpora influencias culturales como el punto de vista del diseñador instruccional, sus valores, ideologías, cultura, clase social y género y su compromiso con un paradigma en particular. Todos estos factores culturales que interactúan tienen una importancia particular para la difusión y la eficacia en el uso de la información, la comunicación y los sistemas de aprendizaje como la "web" o red electrónica, y los productos y materiales de aprendizaje provistos en esos sistemas (Wild, 1999).

Aunque los pensadores económicos creen que han construido modelos de mercados libres de valores, sus ideas fueron formadas por sus propias condiciones sociales y culturales. La mayoría de las personas a través del mundo se aferran a sus valores anclados en sus sistemas culturales. Por eso, es esencial mirar de cerca el rol que juegan esos valores en el desarrollo económico y tecnológico de los países del mundo. Una estrategia de desarrollo sólida requiere un examen crítico de los valores a la luz de las necesidades humanas modernas, que lleve a la formulación de metas para un desarrollo que sea apropiado a las personas en cuestión. Lo importante es definir esas metas considerando cómo las fortalezas de esa cultura, visibles o latentes, se pueden explotar para lograr esas metas.

El desarrollo humano completo es imposible si sus valores esenciales son excluidos. Los logros económicos, políticos, técnicos y culturales no agotan los triunfos creativos de los cuales los seres humanos son capaces. Antes se creía que las diferencias culturales se desvanecerían con la embestida de la modernización. Pero la globalización ha sido acompañada del resurgimiento de las tradiciones culturales locales y de la creciente comprensión de que hay algo más para las sociedades y la conducta humana que la tecnología y la economía. Las culturas locales juegan un papel importante en guiar la acción humana y en mantener unida a la sociedad.

A pesar de la globalización, las compañías que utilizan el comercio electrónico no pueden ignorar la cultura, las costumbres y el sistema social del país donde está expandiendo su negocio. La localización del comercio electrónico envuelve no solo la traducción del lenguaje sino también la adopción de las culturas locales de los sistemas sociales (Casey, 2001). Meshkati (2002) concluye en su estudio de transferencia de tecnología, que las teorías y modelos de análisis de la conducta que se desarrollan en un país reflejan las características de ese país y puede que no se puedan aplicar completamente a otros países. Por lo tanto, una organización que transfiere tecnología a un país con una cultura diferente debe intentar adaptarse completamente a las dimensiones culturales del país anfitrión.

El desarrollo es un proceso continuo que incluye a la tecnología y ninguna cultura, sociedad e individuo están exentas de éste. Ese desarrollo es un proceso recíproco que involucra a todos y que obliga a las culturas a transformarse y a la vez hace que los sistemas de valores se prueben y que la gente del mundo enriquezca sus puntos de vista. Las personas necesitan la cultura. Ser capaces de decidir juntos cómo vamos a vivir colectivamente en el sentido más amplio, qué vamos a valorar y qué vamos a creer, qué sentido le vamos a dar a nuestra vida cotidiana. Los discursos sobre la cultura y la modernidad sugieren que los términos culturales de modernidad no son fijos, sino que están abiertos a cambios y a retos. Las culturas locales ciertamente se van a transformar y se van a beneficiar de las culturas del mundo pero lo harán bajo diferentes condiciones que apenas estamos comenzando a comprender.

Tecnología


La tecnología, como parte del ambiente humano, está siempre ligada a la cultura. Esta no solo incluye métodos de sobrevivencia y de producción, sino también la creación del lenguaje, de los sonidos, del arte, etc. Su naturaleza es ambivalente, pues acelera la transferencia de información y de conocimiento, y crea nuevas preocupaciones y problemas como lo son la amenaza de las armas nucleares, la erosión del ambiente y el uso de los "clones" (Atkinson, 1999).

Los medios de comunicación en masa y la computadora, unen al mundo a través de sus redes, pero eliminan lo que es específico y retan la sobrevivencia de las culturas que son el corazón de todas las sociedades. El mundo está unido de muchas maneras a través de la tecnología. El dinero, las ideas, la información, el conocimiento y las imágenes se mueven a través del mundo casi instantáneamente. La transferencia de la tecnología se ha acelerado por el uso de las computadoras y de los satélites. Cada momento en la historia y la complejidad de la vida social se abren a una pluralidad de interpretaciones que suceden dentro de distintas trayectorias. Esta diversidad prueba la resiliencia de la sociedad. La sociedad se transforma y se adapta a los cambios en la tecnología. La tecnología es conocimiento aplicado socialmente y los valores y las creencias de esa sociedad son los que influyen en los efectos de esa tecnología (Westby & Atencio, 2002).

La historia de la tecnología refleja la historia de la humanidad y revela una relación profunda entre incentivos y oportunidades, y condiciones socioculturales. Para cualquier desarrollo tecnológico tiene que haber un envolvimiento social: recursos, necesidades y un etos solidario (carácter común a un grupo de individuos que pertenecen a una misma sociedad).

El desarrollo económico exige aumento en la producción y esto requiere tecnología científica. De acuerdo a Shanker (1998), la ciencia y la tecnología son la base del poder, la clave de la prosperidad, simultáneamente son un instrumento culturalmente poderoso que disuelve no solo la resistencia física sino las actitudes de vida. La preocupación mayor de nuestros ancestros era sobrevivir y tener albergue. Esa preocupación permea hoy en día, sea en el Caribe o sea en Africa. Desde esos tiempos inmemoriables hemos adaptado innumerables tecnologías. La diferencia hoy día es la forma acelerada que estamos manufacturando conocimiento, y el impacto creciente que tiene esto en las personas y en las familias (Hughes & Hans, 2001).

La tecnología y su interacción con otros sistemas técnicos y con factores económicos, sociales y ecológicos se ha convertido tan compleja y tan interrelacionada entre sí, que las compañías, industrias y naciones tienen que cooperar en muchos aspectos. Las compañías internacionales han aprendido que la cooperación es un elemento importante en el sistema competitivo. Alianzas, sociedades y colaboraciones, todas requieren supuestos compartidos y la habilidad de comunicarse, aunque cada cual persiga agendas diferentes (Pretzer, 1997).

En el sistema global donde las distintas culturas y lenguajes separan al mundo, la tecnología es un elemento cohesivo poderoso que las une. Como la tecnología es un sistema de símbolos potente, es potencialmente una forma de comunicación efectiva. Personas que no pueden hablar el lenguaje de otras personas, pueden intercambiar, entender y aprender de los sistemas y diseños tecnológicos de otros. El enfocarse en la competitividad nacional o individual no va a conducir, a largo plazo, a motivar el aprendizaje y a promover logros. Tampoco la competencia es un marco de referencia efectivo para trabajar con personas de distintos países donde las cuestiones de: escalas apropiadas, tecnologías ambientales no invasivas, y la colaboración con las culturas oriundas y las tradiciones tecnológicas son mucho más pertinentes que consideraciones de comercio internacional (Pretzer, 1997).

La tecnología tiene un beneficio genérico de resolver los problemas de la era moderna. Esto implica que puede resolver cualquier tipo de problemas cuando no es así. La tecnología per se no puede resolver problemas como la guerra, el racismo y el hambre. Algunas veces se piensa que la tecnología nos guía directamente hacia beneficios humanos. Se confunde el progreso tecnológico con el progreso humano (Postman, 1992). Esas técnicas de solución de problemas usando la tecnología muchas veces ignoran la cultura, la política, la economía y lo irracional. Al concentrarse en resolver el problema, se desenfatiza en las interacciones humanas y en los procesos sociales de definir los deseos y las necesidades y promocionan la idea de que la tecnología nos lleva directamente a mejorar a la humanidad.

El conocimiento tecnológico en sí no es suficiente, lo que es crítico son las metas, los valores y los principios para los cuales el conocimiento es usado. Hay que reconocer que sin humanidad y sin valores no puede haber aprendizaje verdadero ni desarrollo de la sabiduría (Goleman, 1995). La meta final de la educación tiene que ser una sociedad más justa, equitativa y participativa, no una sociedad de individuos más proficientes técnicamente. Hay que promover la capacidad de las personas de ser seres pensantes, que sean capaces de criticar y de retar, de crear y de superar. La enseñanza de la tecnología debe centrarse en el amor por los seres humanos y no meramente en el esfuerzo de extender las habilidades humanas y su dominio sobre la naturaleza. Esta debe desarrollar modos de pensar que apoyen la justicia entre las personas, el respeto hacia el ambiente y promuevan el bien común (Pretzer, 1997).


Conclusiones

Cada día la tecnología demanda más de nuestro tiempo y de nuestras prioridades, distorsionando las relaciones de nuestro mundo (Westby & Atencio, 2002). La sociedad aprecia los beneficios de la tecnología de "Internet (mejores servicios de salud, acceso rápido a la información, oportunidades de entretenimiento, sistemas de información para personas con impedimento) pero se preocupa por el lado negativo potencial de la tecnología (pérdida de privacidad, pérdida en destrezas de comunicación interpersonal y páginas electrónicas que promueven la intolerancia y la violencia). En esta era de las computadoras, Westby y Atencio (2002) explican que tanto los terapistas, como los educadores y los padres, tienen que entender que las computadoras son endémicas en la cultura de los niños. La tarea es mantenerse a tono con las necesidades de los niños y acoger las actividades mediadas por la computadora como un medio relevante de transmisión cultural cuando sea apropiado.

Hoy día el uso de las computadoras está creando nuevos valores y nuevo lenguaje (Hughes & Hans, 2001). El lenguaje técnico de las computadoras cambia nuestro argot o vocabulario rutinario. Ya no conversamos sino que "chateamos," no imprimimos sino que "printeamos," ya no enviamos documentos por medio de facsímiles sino que "faxeamos." Además, existe un "grillete" del siglo veintiuno llamado el teléfono celular. Ya no se corteja a la usanza de siglos anteriores sino que se corteja por la "internet." Navegamos sin mojarnos con el uso de la misma. ¿Cómo cambia esto nuestra cultura y nuestra forma de ver y analizar las cosas? Nuestras próximas generaciones podrán sumar y restar sin necesidad de una calculadora o computadora? Ya no tendremos que usar los dedos de las manos para aprender a sumar y restar como cuando éramos niños? ¿Nuestras culturas cambiarán radicalmente? ¿Oiremos la misma música, la salsa o el son cubano? ¿Inventaremos nuevos instrumentos, o solo se oirán los digitalizados? ¿Dejaremos de sembrar en la tierra? ¿Continuarán las guerras biológicas y las armas nucleares? Solo el tiempo responderá estas preguntas.

Postman (1992) exponía que una vez que la tecnología era admitida a una cultura, hace lo que se supone fue diseñada para hacer y que nuestra tarea es entender cual diseño es ese; que cuando admitamos una nueva tecnología a la cultura, lo hagamos con los ojos bien abiertos. Por tanto, hay que crear consciencia de que el uso de la tecnología tiene que ser en bien de la humanidad y en la conservación de nuestra cultura y de nuestros valores, no importa el país que sea. Tenemos que conservar la ética, aunque no nos veamos por la "internet." Necesitamos conservar, preservar y defender la paz, aunque no tengamos fronteras comunes; seamos países desarrollados o menos desarrollados y respetar esas diferencias. Tenemos que usar la tecnología a nuestro favor para preservarla. No empece a la tecnología, nuestras culturas sobrevivirán pues la cultura vino primero.

domingo, 12 de junio de 2011

LAS BIBLIOTECAS UNIVERSITARIAS DE LOS PAÍSES EN VÍAS DE DESARROLLO

Por M. A. GELFAND

La mayor parte de los manuales de bibliotecología se han escrito para bibliotecarios. Este libro, en cambio, se destina no sólo a los bibliotecarios, sino también a los profesores, a las autoridades
universitarias y a los funcionarios de la administración en general, para que vean con mayor claridad los problemas que se plantean en las bibliotecas, pues también ellos tienen un interés y una responsabilidad en el desarrollo de las bibliotecas universitarias. Si bien se ha concebido sobre todo para que sirva de ayuda en la organización y el funcionamiento de bibliotecas universitarias relativamente pequeñas en los “países en vías de desarrollo”, puede tener también interés para los países muy desarrollados, ya que sugiere posibilidades de cooperación y ayuda con destino a las bibliotecas.


Se decidió destinar este libro a un público más amplio por varias consideraciones que pueden resumirse de la manera siguiente : el ritmo acelerado de crecimiento económico es objetivo común de todos los países en vías de desarrollo; para lograrlo, necesitan concentrarse en la producción y el mejoramiento de recursos humanos adicionales en todos los niveles de las actividades oficiales y privadas. Las universidades han de desempeñar un papel importante en ese proceso, y para formar personal idóneo no sólo deberán tener un profesorado competente y seleccionar de manera adecuada a los estudiantes, sino también ofrecer a todos los miembros de la comunidad universitaria un acceso directo a las fuentes de información que la sociedad ha acumulado durante siglos de experiencia.



La biblioteca es el mejor órgano universitario de compilación y clasificación de los conocimientos para su uso eficaz y para proporcionar los servicios correspondientes y las instalaciones materiales que han de facilitar ese uso. La eficacia de la biblioteca se verá multiplicada si forma parte de una red nacional o regional de bibliotecas y servicios de información conexos.



Disponible en: http://unesdoc.unesco.org/images/0013/001331/133102so.pdf

Importancia de los procesos técnicos dentro de la actividad bibliotecaria

F. Felipe Martínez Arellano
Universidad Nacional Autónoma de México
Dirección General de Bibliotecas

Introducción


Hablar de catalogación y clasificación bibliográfica en forma concisa es una tarea un tanto difícil por la magnitud y complejidad que este tema encierra.

No obstante lo anterior me he atrevido a hacerlo, pretendiendo en este artículo dar un panorama general de estas actividades, así como analizar las variantes que se presentan en los diversos tipos de bibliotecas.

Este documento no pretende ser una guía condensada de cómo realizar u organizar la catalogación y clasificación, sino presentar a la gente que se inicia en estas actividades una panorámica global de ellas. La gente interesada en ahondar más en cada uno de los puntos que se tocan puede acudir a las obras que se señalan en la bibliografía y a otras que tratan el tema de una manera más amplia.

Disponible en: http://www.dgbiblio.unam.mx/servicios/dgb/publicdgb/bole/fulltext/volIV4/procesos.htm

Por qué una Biblioteca Central

Adolfo Rodríguez Gallardo



Disponible en: http://redalyc.uaemex.mx/pdf/285/28540105.pdf

Ciencia, Investigación y Cultura en la biblioteca universitaria actual

Dra. C. Bárbara Susana Sánchez Vignau1

Estimados colegas:

Ante todo quiero agradecer la invitación realizada por la directiva de la SOCICT para inaugurar este importante encuentro de profesionales y técnicos del mundo de la información. Sin embargo, la designación de este compromiso adquiere para nosotros otra connotación especial y es justamente iniciar esta conferencia refiriéndonos a las bibliotecas universitarias.

Cuando alguien estudia los diferentes sistemas de bibliotecas que se conocen en la literatura, siempre las bibliotecas universitarias destacan de las restantes por sus avances, por sus recursos, por sus innovaciones, por sus adelantos. Pero esta situación sólo es consecuencia del escenario donde se insertan estos sistemas de información.

Las bibliotecas universitarias como muchos refieren, son la fuerza motora de las universidades, espacios para la gran creación intelectual donde la información es un recurso de alto valor. Si se mantiene la premisa, que sin información no existe desarrollo humano, entonces comprenderemos mejor esta relación sinérgica entre universidad e información.

Las universidades tienen grandes compromisos sociales, que resuelven mediante el cumplimiento de sus funciones sustantivas: docencia, investigación y extensión. Pero nada de ello logra garantizarse objetivamente sino se dispone de la información en el momento justo y de la forma adecuada, según las diversas exigencias de la compleja comunidad de usuarios que se atiende.

Sin embargo, aun cuando la docencia es la función principal por la que se reconoce a las altas casas de estudios, hoy deseamos tratar la relación de la ciencia y la investigación con las bibliotecas universitarias, una vez que las universidades se consideran por todos como espacios donde se genera un importante por ciento de la ciencia nacional.

Para ello, se considerarán las siguientes interrogantes:

•¿Puede la biblioteca universitaria actual asumir nuevos desempeños, más allá del aseguramiento docente y académico tradicional?
•¿Apoya la biblioteca universitaria el quehacer de las otras funciones sustantivas de la universidad?
•¿Este es un fenómeno nacional o trasciende fronteras?
Las respuestas a estas preguntas, permitirá destacar la necesidad de lograr un equilibrio entre los servicios que debe ofrecer la biblioteca universitaria para convertirse en un espacio de creación innovadora e intelectual para los profesores, estudiantes e investigadores que forman parte de la comunidad universitaria. Deja un espacio a la reflexión, analizar si el trabajo que desarrollan actualmente las bibliotecas universitarias se corresponde con lo que se necesita lograr.

Entonces, a continuación, se definirán los puntos que servirán a nuestra intervención. Ellos son:

•La biblioteca universitaria como eje del desarrollo de una universidad con futuro.
•La ciencia, la investigación y la cultura: necesidades de la universidad del futuro.
•La universidad cubana actual y sus sistemas de bibliotecas apostan al éxito organizacional.
Como se observa, se parte de reconocer el lugar predominante de la biblioteca universitaria en el desarrollo social y sus implicaciones en el futuro de la ciencia, la investigación y la cultura. Los sistemas bibliotecarios en las universidades deben ser espacios generadores y de apoyo a los resultados científicos. Sin embargo, para ello, es necesario realizar un redimensionamiento en nuestro quehacer, porque, en ocasiones, se ofrece un tratamiento de apoyo a la docencia igual al que se presta a la actividad investigativa.

Esta situación no es más que la consecuencia academicista con que siempre se han manejado los sistemas bibliotecarios de las universidades. Sin embargo, las realidades de hoy son otras y es necesario convocar a la biblioteca universitaria para apoyar otras funciones sustantivas de igual forma.

Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/aci/vol15_1_07/aci16107.htm

La biblioteca universitaria ante el nuevo modelo de aprendizaje: docentes y bibliotecarios, aprendamos juntos porque trabajamos juntos

Mª Isabel Domínguez Aroca
Jefa Bibliotecas Guadalajara. Universidad de Alcalá
misabel.dominguez@uah.es


Resumen

El Plan de Calidad de las Universidades, inscrito en el desarrollo del Espacio Europeo de la Educación Superior, está abriendo un nuevo escenario en nuestro país en el que adquieren especial importancia las Nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC). Esta situación, que afecta a toda la Comunidad Universitaria, implica un nuevo paradigma tanto para el docente, como para el bibliotecario y exige la introducción de nuevos modelos de aprendizaje donde la cooperación entre los participantes y la necesidad de aprender a aprender a lo largo de la vida se sitúan en primer plano. En esta comunicación se expone cómo la Biblioteca, para apoyar dicho cambio, se transforma en un Centro de Recursos para el Aprendizaje y la Investigación (CRAI). Tras definir este nuevo escenario, se exponen experiencias y proyectos concretos y se reflexiona, brevemente, sobre los nuevos papeles que deben jugar los alumnos, los profesores y los bibliotecarios.


Disponible en: http://spdece.uah.es/papers/Dominguez_Final.pdf

Bibliotecas universitarias: su importancia en el proceso de acreditación

La biblioteca puede ser un espacio olvidado o uno indispensable, dependiendo del modelo educativo de cada universidad. En aquellos esquemas centrados en la enseñanza del profesor, el recinto bibliotecario o las fuentes informativas, pueden tener funciones secundarias, porque la cátedra se convierte, generalmente, en la fuente principal del conocimiento y el alumno en un ente pasivo, asimilador del discurso del profesor.



Las funciones de apoyo académico de otros servicios, como los laboratorios y las redes de cómputo pueden también ser olvidadas en los procesos orientados a la enseñanza, porque no son parte estructural del proceso, su uso depende de la instrucción que dé el profesor. Este modelo forma individuos pasivos que tienen menos posibilidades de desarrollar su creatividad, la innovación o las habilidades de autoaprendizaje, que tanto requieren los egresados para el resto de sus vidas.



En modelos educativos orientados al aprendizaje, centrados en el alumno; la biblioteca real o virtual se vuelve el centro de dicho proceso, ya que se convierte en laboratorio de ideas, centro de conocimientos y espacio ideal para aprender. En estos esquemas, la construcción del conocimiento debe hacerla el estudiante -aprendedor-, bajo la guía u orientación del profesor, que actúa como facilitador del proceso y de toda la estructura que apoya el aprendizaje.


Disponible en: http://bivir.uacj.mx/dia/Comunicacion/DIA%20en%20la%20Gaceta/Articulos%20PDF/gac%20jlau%2004%2002.PDF

Redes sociales: posibilidades de Facebook para las bibliotecas públicas

Daniel García Giménez
Director Biblioteca Les Voltes de Sant Vicenç dels Horts
garciagdn@diba.cat


Resumen

Objetivos: Explicar qué son y cómo funcionan las redes sociales en Internet, la necesidad de las bibliotecas públicas de tener presencia en la red y las oportunidades que nos aportan como profesionales de la información. Proponer y justificar la presencia de las bibliotecas públicas en la red social Facebook y mostrar sus posibilidades para un trabajo de conjunto en los procesos bibliotecarios.

Metodología: Análisis del funcionamiento social y técnico de las redes sociales y establecimiento de las conexiones entre los objetivos de las administraciones y las bibliotecas públicas, así como la capacidad de las redes sociales para contribuir en la consecución de sus objetivos. Se expone el estado de la cuestión delimitando como objeto de estudio las bibliotecas públicas de la provincia de Barcelona.

Resultados: Las redes sociales funcionan a través de Internet de manera paralela a las comunidades físicas y tienen la capacidad para socializar a un grupo de personas creando una identidad colectiva. Por este motivo, tienen que ser consideradas por las bibliotecas públicas como un colectivo más, a quien dirigir su trabajo con los medios propios de la comunicación a través de Internet. Facebook se propone como la más adecuada de las redes sociales por los equipamientos con que trabajamos ya que -por una parte- la comunidad social a la que se dirige representa mejor que la competencia la globalidad de los usuarios potenciales de las bibliotecas públicas y -por otra parte- presenta unas posibilidades técnicas más ajustadas a los objetivos bibliotecarios. El trabajo a través de Facebook puede ayudar en todos los procesos de trabajo de la biblioteca, ajustándose a la convergencia necesaria entre administraciones y biblioteca. En el estado de la cuestión se evidencian casos de presencia en Facebook, tanto de redes urbanas como de bibliotecas individuales, de notable interés en un panorama general que todavía está en fase experimental, pero que al mismo tiempo presenta indicios suficientes como para vislumbrar que tenderá -rápidamente- hacia el aumento de las presencias y la expansión de los proyectos de coordinación de éstas.

Disponible en: http://www.ub.edu/bid/24/garcia2.htm

Las bibliotecas en las redes sociales: Más allá de los “amiguitos”

Por Javier Celaya.

Uno de los errores más extendidos es creer que la relevancia o éxito de una biblioteca en las redes sociales se mide a través del número de “amiguitos” que logre adherir a su perfil.

En los últimos meses muchas bibliotecas se han adentrado en el mundo de la web social abriendo todo tipo de perfiles en redes sociales como Facebook, Twitter o Entrelectores. Aunque esta actitud innovadora es muy positiva, puede que sea contraproducente a medio plazo si la presencia de la biblioteca en la Web 2.0 no ha sido previamente definida y consensuada internamente.

Dejándose llevar por la euforia colectiva de pensar que no somos nadie si no estamos en las redes sociales, muchas bibliotecas han entrado en ellas sin analizar sus consecuencias e implicaciones en la organización. Las bibliotecas públicas deben estar y participar en las redes sociales, pero antes de darse de alta en las mismas deberían llevar a cabo varias sesiones de reflexión estratégica para determinar el enfoque de su presencia en la web social, qué objetivos de comunicación quieren lograr con la misma, cómo se complementan entre sí cada uno de los perfiles creados por las bibliotecas en las diferentes redes sociales y, sobre todo, cómo van a medir los resultados obtenidos con el fin de evitar la sensación, cada día más generalizada de muchas bibliotecas, de que su presencia en la web social les aporta una baja o nula rentabilidad.

Cómo medir el retorno de inversión de los recursos humanos y económicos dedicados a la gestión de la presencia de la biblioteca en las redes sociales es uno de los principales retos que tienen que asumir sus responsables a la hora de definir su presencia en la era digital.

Disponible en: http://www.dosdoce.com/articulo/opinion/3566/las-bibliotecas-en-las-redes-sociales/

jueves, 17 de marzo de 2011

Las Redes Sociales en Internet

Autor: Mabel Indova Sánchez
Especialista en Información Universidad Nacional Abierta. Centro Local Carabobo.
Técnico Superior en Educación. Actualmente culminando Licenciatura en Información y Documentación en la Universidad de Yacambú - Venezuela.

Resumen:

El presente artículo constituye un análisis crítico entorno a las redes sociales en Internet, como se puede mantener el contacto con varias personas y el inminente incremento de estas dentro de la sociedad.
El ser humano por naturaleza es un ser sociable, tal cual como lo dijo Aristoles, con exigencias de vivir bajo una sociedad y formar comunidades, bajo un sistema de redes donde se involucren mediante un intercambio dinámico permitiendo la interacción entre grupos de personas.

lunes, 14 de marzo de 2011

Archivología, bibliografía, bibliotecología y ciencias de la información: ¿todas para una o una para todas?

MSc. Nuria Esther Pérez Matos1 y MSc. María del Carmen Remigio Montero"
Resumen: A partir de las diversas definiciones que existen sobre las ciencias informativas: bibliotecología, archivología, bibliografología y ciencias de la información, se reflexiona acerca de sus puntos de contacto y divergencias sobre la base del marco teórico del sistema bibliológico-informativo, desarrollado por el Doctor en Ciencias de la Información Emilio Setién Quesada y otros profesionales cubanos.

Palabras clave: Bibliotecología, bibliografología, archivología, ciencias de la información, sistema bibliológico-informativo.

Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/aci/vol15_02_07/aci03207.htm

"Máster en Bibliotecología y Ciencias de la Información. Investigadora agregada. Profesora Asistente Adjunta de la Universidad de La Habana. Departamento de Investigaciones Histórico-Culturales, Bibliográficas y Bibliotecológicas. Biblioteca Nacional “José Martí”.
2Licenciada en Bibliotecología y Ciencias de la Información. Oficina de Historia del Consejo de Estado.

Una revisión bibliográfica de los estudios comparativos. Su evolución y aplicación a la ciencia de las bibliotecas

Autores: Juan José Fuentes – Romero**; Vanesa Rodríguez Fernández***

Resumen: A partir de una presentación de la historia del método comparativo en diversas disciplinas científicas (ciencias naturales, sociología, pedagogía, literatura, etc.), se analiza la importancia de su uso en las ciencias bibliotecológicas. Se ha optado por un estudio diacrónico, de modo que partiendo de los primeros trabajos sobre la cuestión (Krzys y Litton), se han analizado las definiciones e ideas esenciales de estudiosos tales como Foskett, Shores y, sobre todo las obras fundamentales de Simsova y Periam Danton. El artículo constituye una amplia revisión bibliográfica del método comparativo, considerado como de muy fructífera aplicación en las ciencias de las bibliotecas.

Palabras clave: estudios comparados, investigación comparada, ciencias de la información, bibliotecología

Cómo citar este artículo: FUENTES–ROMERO, Juan José y RODRÍGUEZ FERNÁNDEZ, Vanesa. Una revisión bibliográfica de los estudios comparativos: su evolución y aplicación a la ciencia de las bibliotecas. Revista Interamericana de Bibliotecología. Jul. Dic. 2009, vol. 32, no. 2; p. 411–433.

** Profesor Titular de la Universidad de A Coruña, Facultad de Humanidades, área de Biblioteconomía y Documentación. España. xxf@cdf.udc.es

*** Profesora Doctora de la Universidad de A Coruña, Facultad de Humanidades, área de Biblioteconomía y Documentación. España. vanessardezferdez@hotmail.com

jueves, 3 de marzo de 2011

Autonomía universitaria en Venezuela: siglo XIX

Mirian Carmona Rodríguez
Facultad de Ciencias y Comisión de Estudios Interdisciplinarios, Vicerrectorado
Académico, Universidad Central de Venezuela.
carmonam.ead@gamil.com
carmonam@ucv.ve

Resumen
Durante los últimos años, varios sectores de nuestra comunidad universitaria han planteado, con mayor énfasis que antes, el tema de la Universidad venezolana: entendida como autónoma, popular, gratuita, democrática, renovada, humanística y científica, capaz de hacer aportes constructivos a si misma y al País. Por ello, se plantea hacer un recorrido historiográfico sobre aportes significativos en materia de autonomía universitaria durante el siglo XIX, desde 1.810 hasta la muerte del General Gómez (1.935), que ayuden en la actualidad (año 2007) a clarificar a intelectuales y académicos sobre el tema en el ámbito de la educación. Considerando a ésta como un proceso histórico y social que emerge de la raíz de cada pueblo y es instrumento eficaz para promover el progreso.

Palabras claves: Autonomía Universitaria. Historia. Ley de Universidades.

Disponible en: http://www.saber.ula.ve/bitstream/123456789/23222/2/articulo4.pdf

HISTORIA SOCIOPOLÍTICA DE LA UNIVERSIDAD Y AUTONOMÍA EN VENEZUELA: ROSTROS Y MÁSCARAS

AMADO MORENO
amadoula@hotmail.com
Universidad de Los Andes.
Escuela de Historia. Mérida, Edo. Mérida.
Venezuela.

Resumen: La universidad autónoma y la autonomía universitaria en Venezuela son actualmente objeto de una gran confrontación y discusión. Ello íntimamente vinculado al proceso de cambio y transformación que impulsa el presidente de la República Hugo Chávez F. En esta confrontación y discusión actúan como protagonistas fundamentales diversos sectores: político-partidistas, academicistas, religiosos, empresarios de la educación, propietarios de medios de comunicación, gubernamentales y universitarios, etc. Interesa en este artículo hacer una historia sociopolítica de la universidad y la autonomía en Venezuela para conocer procesos fundamentales que mucho de estos actores desconocen, ignoran, ocultan y manipulan.
Palabras clave: universidad, autonomía universitaria, universidad colonial, universidad republicana, reforma universitaria, intervención, emancipación.

Disponible en: http://www.scielo.org.ve/pdf/edu/v12n41/art15.pdf

AUTONOMÍA UNIVERSITARIA Y REVOLUCIÓN

Alexis Márquez Rodríguez
Conferencia leída en la Sala de Conciertos de la Universidad Central de Venezuela, el 10 de marzo de 2003, en un acto en defensa de la Autonomía Universitaria.

Antecedentes históricos

La autonomía universitaria es una de esas instituciones que, no obstante ser por definición esenciales, despiertan, sin embargo, agudas controversias. Desde su aparición, con el nacimiento mismo, en la Edad Media, de la universidad como centro fundamental de la educación y la cultura, ha sido un tema permanente de debate. Quizás eso se deba a que, sin ser propiamente un ente político, la universidad, y con ella la idea de su autonomía, siempre han estado vinculadas a la política. Y es sintomático el hecho de que grupos e individualidades, ajenos u opuestos a los gobiernos de turno, vehementes defensores de la autonomía universitaria, una vez que acceden al poder se tornan sus enemigos abiertos o velados, muchas veces con encono igual o superior a la vehemencia con que antes la defendieron.
Que la autonomía es consustancial con el concepto de universidad se evidencia por el hecho de que, como ya dije, ella nace con la universidad. Las primeras universidades del mundo, al menos del llamado mundo occidental, la de Bolonia, fundada en el siglo XI; las de París (Sorbonne; siglo XII), Oxford (siglo XII), Salamanca (siglo XIII), Cambridge (siglo XIII), etc., se organizan sobre una base autonómica. De España la autonomía universitaria se trasplanta a América. Ya en las Siete Partidas, del rey Alfonso el Sabio, en el siglo XIII, se reconocía el régimen autonómico de la Universidad de Salamanca, que sirve, junto con la de Alcalá de Henares, de modelo a las 2 demás universidades españolas, incluyendo las que, a partir del siglo XVI, se fundan de este lado del Atlántico.

Disponible en: http://www.conlalengua.com/autonomia.pdf

martes, 15 de febrero de 2011

¿Qué características debe reunir el título del artículo?

El título es, sin duda, la frase más importante del artículo. De un título adecuado depende muchas veces que un lector pase de largo ante nuestro artículo o se anime a leer el abstract o resumen cuando revista una larga recopilación bibliográfica obtenida, por ejemplo, en una base de datos.


Los investigadores son personas muy ocupadas y no pueden permitirse el lujo de analizar con detalle toda la inmensa producción de un campo o un tema determinado. Un título erróneo puede hacernos perder un lector potencial que, en definitiva, es alguien que puede citarnos alguna vez.


El título debe reunir las siguientes características:

a) Ser suficientemente explicativo del contenido del artículo.

b) Ser relativamente breve. Muchas revistas ponen limitaciones al número de palabras que pueden figurar en un título.

c) Incluir los términos más relevantes que hagan referencia al objeto del trabajo, de forma que sea fácilmente recuperable cuando alguien interesado en el tema de nuestro trabajo acceda a una base de datos.

d) Ser atractivo y llamativo.

Los requerimientos anteriores plantean no pocos problemas a los autores principiantes, ya que, como puede comprobarse, son, en cierta medida, contradictorios.


Disponible en: http://www2.uah.es/jmc/webpub/INDEX.html

Cómo escribir un artículo científico

Introducción
Material y métodos
Resultados
Discusión
Otros aspectos del artículo
Comprobación de errores


Disponible en: http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/gericuba/como_escribir_un_articulo_cientifico.pdf

ELABORACIÓN DE UN ARTÍCULO CIENTÍFICO DE INVESTIGACIÓN

ELENA HENRÍQUEZ FIERRO y MARIA INÉS ZEPEDA GONZALEZ

RESUMEN
El artículo presenta la forma de redactar correctamente un artículo científico como reporte de una investigación, contempla cada una de las etapas que debe contener para su aprobación. Se sugiere la forma de redactar desde el título hasta la bibliografía, en un lenguaje comprensible y científico. Enfatiza en cómo deben ser presentados los resultados obtenidos para su mejor comprensión de la comunidad científica.

Palabras claves: Artículo científico, producción, investigación.

Disponible en: http://190.41.189.210/oficinas/investigaciones/Articulo%20Cientifico%20Elaboracion.pdf

miércoles, 9 de febrero de 2011

La Educación y la Investigación Bibliotecológica en México

Elsa M. Ramírez Leyva
Directora e Investigadora del Centro Universitario de Investigaciones Bibliotecológicas, UNAM
eramirez@servidor.unam.mx

Resumen
Se hace un breve recuento histórico de la educación bibliotecológica en México, la cual data de 1916, año en que fue fundada la primera Escuela Nacional de Bibliotecarios y Archiveros, hasta la creación de las nuevas instituciones de educación e investigación bibliotecológica en el México contemporáneo, con la relevante creación del Colegio de Bibliotecología en la Universidad Nacional Autónoma de México y del Posgrado de Bibliotecología y Estudios de la Información. Se presentan las escuelas de bibliotecología que se han creado tanto en el Distrito Federal como en la provincia mexicana en los estados de Nuevo León, San Luis Potosí, Chiapas y en el Estado de México.

Se incluye, asimismo, la trayectoria que han seguido la implantación de posgrados y la investigación bibliotecológica y de información y su vinculación con la docencia. También se hace
una relación de la producción de revistas y las bases de datos que se han desarrollado en México en relación con la bibliotecología, para el apoyo a la docencia y la investigación.
Palabras clave: México, Enseñanza bibliotecológica en México, Investigación Bibliotecológica y de la Información, Literatura bibliotecológica, Escuelas de bibliotecología, Postgrado en Bibliotecología, Publicaciones periódicas y seriadas, Bases de datos

Disponible en: http://www.metodosdeinformacion.es/mei/index.php/mei/article/viewFile/527/547

La metodología de la investigación en la formación del profesional de Bibliotecología y Ciencia de la Información

Sandra Fernández Hernández y MSc. Zoia Rivera

Resumen
Se realiza una aproximación a la introducción y desarrollo de la metodología de la investigación en la formación del profesional en Bibliotecología y Ciencia de la Información en Cuba. Se describe la evolución de los contenidos de los planes de estudio de la asignatura. Finalmente, se explora el estado de opinión de los estudiantes sobre esta asignatura en la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana.

Palabras clave: Metodología de la investigación, Bibliotecología, Ciencia de la Información, formación profesional.

Disponible en: http://bvs.sld.cu/revistas/aci/vol16_1_07/aci10707.htm

CIRIO

Cirio es el resultado del esfuerzo colectivo de sus miembros por impulsar investigaciones en Bibliotecología y Ciencias de la Información en el Perú.

Son miembros fundadores de Cirio: Alonso Estrada Cuzcano, Orlando Corzo Cauracurí, Alejandro Ponce San Román y Carlos Quispe Gerónimo.

El primer producto en conjunto de los miembros de Cirio sirve para inaugurar este sitio web: el informe sobre la situación de las bibliotecas de la Región Ica después del sismo del 15 de agosto del año 2007.

Esperamos, con la difusión de investigaciones desarrolladas en el Perú, cumplir con el objetivo trazado por Cirio.

Disponible en: http://www.cirio.info/

¿POR QUÉ ENSEÑAR MÉTODOS DE INVESTIGACIÓN EN LAS FACULTADES DE BIBLIOTECONOMÍA Y DOCUMENTACIÓN?

Emilio Delgado López-Cózar
Departamento de Biblioteconomía y Documentación. Universidad de Granada

Resumen: Se pretende demostrar por qué es necesaria la enseñanza de métodos de investigación en los estudios de Biblioteconomía y Documentación. Se exponen las opiniones al respecto de diversos profesionales, profesores y científicos. Se mantiene que el aprendizaje de la metodología científica sirve, en primer lugar, para formar el espíritu crítico del alumnado y, en segundo lugar, para dotarle de herramientas que le permitan en su futuro profesional actuar de manera racional y sistemática, contribuyendo, además, a ampliar las bases científicas de la Biblioteconomía y Documentación. A continuación se traza, en una breve panorámica histórica, el surgimiento y la evolución de la enseñanza de la metodología científica en las Escuelas y Facultades de Biblioteconomía y Documentación. Introducida en las Escuelas norteamericanas en los años 30, la enseñanza de métodos de investigación se ha convertido en la actualidad, de hecho, en una asignatura de importancia creciente en los planes de estudios. De la misma opinión son las asociaciones profesionales que consideran a esta materia como troncal. Esta misma calificación ha recibido en España, donde es de obligada impartición en la Licenciatura en Documentación.

Palabras clave: Enseñanza, educación, formación profesional, métodos y técnicas de investigación, metodología científica, facultades y escuelas, Biblioteconomía y Documentación.
Disponible en:
http://ec3.ugr.es/publicaciones/Por_que_ensennar_MI_en_FByD_Texto_definitivo.pdf

TENDENCIAS DE LA INVESTIGACIÓN BIBLIOTECOLÓGICA EN LA ARGENTINA

El Instituto de Investigaciones Bibliotecológicas (INIBI) fue creado como Centro de Investigaciones Bibliotecológicas (CIB) en 1967; la iniciativa y el apoyo financiero inicial partieron
de la Unesco que lo aprobó e incluyó dentro del Programa de Participación en las Actividades de los Estados Miembros; en ese entonces, Carlos Víctor Penna era Jefe de su División de Bibliotecas, Documentación y Archivos y tuvo una influencia determinante en la creación del CIB. Durante dos años dependió del Rectorado de la Universidad de Buenos Aires, transfiriendo luego su sede a la Facultad de Filosofía y Letras que, en 1996, le reconoce el estatus de Instituto.

Tematizar la investigación bibliotecológica (I. La cientificidad de la Bibliotecología)

INTRODUCCIÓN

Se exponen los asuntos centrales que hacen parte de un ejercicio de tematización, elaboración crítica y sistemática, de la Bibliotecología, desde el enfoque de la fenomenología en los términos planteados por Germán Vargas Guillén. Se proponen como temas a desarrollar en una investigación teórica desde esta perspectiva filosófica la cientificidad de la Bibliotecología, el objeto de conocimiento de la Bibliotecología, la información como tema/problema, el papel de la biblioteca como institución social y la tematización de las prácticas bibliotecarias.

Disponible en:

http://otrabibliotecologiaesposible.blogspot.com/2005/09/tematizar-la-investigacin_13.html

Investigación Bibliotecológica

Investigación Bibliotecológica es una revista científica mexicana del área de la bibliotecología y ciencia de la información, cuya periodicidad es semestral, editada por el Centro Universitario de Investigaciones Bibliotecológicas de la Universidad Nacional Autónoma de México; Contiene artículos científicos resultado de las investigaciones llevadas a cabo en México, América Latina y España.

Sus trabajos son arbitrados por dictaminadores quienes son especialistas en sus áreas y cuentan con reconocido prestigio internacional; también de amplio prestigio internacional son los miembros de su Consejo Editorial.

Incluye además reseñas bibliográficas sobre obras de la especialidad y eventualmente también se incluye la sección "Investigaciones en proceso" compuesta por la información que se desprende de la base de datos ICBAL.

Esta revista se publica bajo los estándares internacionales que requieren las publicaciones científicas; por ello cuenta con resumen en español e inglés.

Investigación Bibliotecológica está indizada en LISA, ISA, CLASE e INFOBILA. Es de periodicidad semestral.

sábado, 1 de enero de 2011

Jóvenes creen que bibliotecas urgen de nuevas tecnologías

Así lo reveló un reciente sondeo virtual realizado por Universia a 500 usuarios en el que el 99% de los jóvenes participantes consideró que las bibliotecas peruanas urgen de un cambio o renovación, y para ello deben tomar como principales aliadas a las nuevas tecnologías.
--------------------------------------------------------------------------------

La realidad de las bibliotecas tradicionales ha cambiado totalmente en los recientes años a raíz del internet. Una red que brinda las herramientas para el intercambio de gran información pero sobre todo un rápido acceso a ella con solo un tecleo de palabras y un clic.

Más aún se reafirma esta premisa cuando al preguntar a nuestros usuarios por la preferencia que tienen de búsqueda de información, da como resultado mayoritario al internet (79%) - que incluye los resultados de los buscadores (55%) y bibliotecas virtuales (24%)- dejando a las bibliotecas tradicionales en un 18%.

¿Por qué los jóvenes prefieren la web?

La ventaja del internet resalta por su omnipresencia y rapidez, de modo que gran parte de los encuestados manifiesta que prefiere este medio porque puede acceder desde cualquier lugar donde se en

cuentre (39%) así como porque encuentra la información más rápido (24%), por la grande y diversa cantidad de información en un solo lugar (17%) o por la facilidad para acceder a contenidos de otros países traducidos a nuestro idioma (4%).

También rescataron la actualización constante de la información y los horarios ilimitados para acceder a ella.

Asimismo, las desventajas que persiguen a las bibliotecas tradicionales se originan por la dificultad en el préstamo (34%)- días de plazo para devolver o límite de libros-, el tedioso proceso para encontrar las publicaciones (19%), la ubicación de las bibliotecas (17%)- para el caso específico de las no universitarias-, la pobreza del material bibliográfico (16%), el costo de membrecía (8%) y situaciones como la mala atención de los bibliotecarios o la desactualización de contenidos.

Buen augurio

A pesar de las desventajas que encuentran los jóvenes en las bibliotecas tradicionales, para el 72% de encuestados, las bibliotecas tienen futuro. Un indicador que abre las puertas de la nueva generación a las bibliotecas tradicionales y las libera del desfase.

Además, los usuarios depositan su confianza plena en ellas ya que un 55% cree que puede encontrar información verídica y fiable, un 20% considera que el material bibliográfico está organizado y clasificado, y un 17% que dice que siempre hay alguien que pueda asesorarlo en la búsqueda.

Sin embargo, existe una gran masa que evidencia que los centros de información están mal implementados (80%). Frente a esta situación, la mayoría de encuestados recomienda la obtención de textos digitalizados (32%), o un sistema más rápido de búsquedas y obtención de libros (30%), catálogos virtuales (20%), entre otros menores, como la asistencia de bibliotecarios en línea (12%), la actualización constante de libros, el aumento de ejemplares y casos particulares que desearían incluir Kindles y iPads.

Las más visitadas

La cercanía es la que manda. Por ello, la mayoría de jóvenes afirmó que frecuenta en mayor nivel la biblioteca de su universidad (69%), mientras que un 12% opta por la Biblioteca Nacional, un 6% por las bibliotecas municipales, 3% va los centros cultural y otro grupo minoritario que prefiere la biblioteca de su centro de labores.

Dentro de estas preferencias marcadas, la frecuencia de visitas oscila entre un escaso 8% que lo hace a diario hasta un gran grupo que confiesa acudir a ella una vez al mes (40%) o menos (24%).


Fuente: http://noticias.universia.edu.pe/ciencia-nn-tt/noticia/2010/12/14/772653/jovenes-creen-bibliotecas-urgen-nuevas-tecnologias.html

Sinesio López: La falta de bibliotecólogos perjudica el avance de las bibliotecas del país

Junto al bajo nivel de actualización en sus bases de datos; la falta de profesionales de bibliotecología son dos grandes problemas por los que atraviesan las bibliotecas públicas del país, afirma el Dr. Sinesio López, exdirector de la Biblioteca Nacional del Perú, lo cual se ve reflejado en la situación de las diferentes instituciones públicas.
--------------------------------------------------------------------------------

'La falta de bibliotecólogos perjudica el avance de las bibliotecas del país. La gestión de la mayoría de bibliotecas no es óptima y en donde hay el personal calificado -que son pocas - las bibliotecas marchan muy bien, están actualizadas y mantienen el manejo de la información con las nuevas técnicas.' Comenta López.

Asimismo, esta ausencia de profesionales calificados surge por la baja oferta académica que se ofrece. 'Las escuelas de bibliotecología son muy pocas en el país, de las cuales destacan las (escuelas) de la Universidad San Marcos y Católica. Es por eso que necesitamos escuelas descentralizadas, a falta de profesionales en provincias, en donde se solicitan más'. Explica el bibliotecólogo.

Es así que el profesional de bibliotecología, quien maneja y gestiona información, debe encargarse además, de gestionar el conocimiento, que está explicado en documentos, libros, revistas y archivos digitales, ya que ahora este proceso va acompañado con un proceso de interacción con los usuarios.

Por otro lado, López afirma que el poco nivel de actualización de sus bases de datos por la falta de recursos para comprar libros que se producen en el mercado, es otro problema que aqueja dichas instituciones. 'Las bibliotecas tienen que estar actualizadas de las bibliografías en todas las disciplinas porque así los usuarios aumentan, sobretodo en los sectores populares que no tienen la capacidad para comprar libros y son los que más se perjudican al no conseguir la bibliografía que necesitan.'

Fuente: http://noticias.universia.edu.pe/publicaciones/noticia/2010/12/15/772603/sinesio-lopez-falta-bibliotecologos-perjudica-avance-bibliotecas-pais.html