martes, 21 de agosto de 2012

Información y Cambio Tecnológico


Nancy Andara
Lic. en Bibliotecología, UCV
Especialista en Gerencia de Redes de Sistemas de Información, UCV
Cursante de la Maestría de Educación a Distancia, UNA
nandara@una.edu.ve




 
Información y Cambio Tecnológico Introducción
 
Aunque las necesidades de información del ser humano, no se encuentran en el primer nivel de la pirámide de motivación de Maslov (1), como sus inmediatas de vestido y alimentación, ésta concentra un valor esencial, pues el conocimiento o la información que el hombre tiene de su entorno, es lo que le permite buscar la comida y el vestido. La información representa un pre-requisito para la toma de decisiones, un hábito que debe llevar a conocer más el entorno a conformar un pensamiento, una ideología, una acción.

Hay diferentes niveles de necesidades de información, determinadas por el círculo/status/medio en que el hombre se desarrolla. Las comunidades que han estado más abiertamente conscientes de tales necesidades, han sido casi siempre las de los países desarrollados, quienes han asumido un valor de la información en términos de: objetivos de guerra, desarrollo científico y tecnológico, mejoras educativas y culturales.

La información es un recurso nacional e internacional y un bien cultural; por consiguiente, un bien público, cuya disponibilidad condiciona el avance científico y tecnológico y, por lo tanto, el desarrollo económico y social y el progreso de los países. La información viene a ser uno de los factores determinantes, para resolver positivamente la relación concreta y efectiva que existe entre investigación y desarrollo, y su transferencia, desde el punto de vista social, es un compromiso que implica, no solamente a los individuos, sino también a las instituciones, a los organismos nacionales e internacionales.

En este contexto, el acceso a una información oportuna y precisa, es vital para el desarrollo de las organizaciones; por ello, el rol que deben asumir las unidades de información, frente a un escenario de cambios tecnológicos permanentes que exige servicios efectivos orientados a resultados y a toma de decisiones, debe orientarse a concentrar su misión en los objetivos institucionales de la organización a la que sirven, y debe haber una amplia claridad de las necesidades de información de los usuarios, a quienes están orientados los servicios y productos de información que se generan.

Servicios de Información y Cambio Tecnológico

En los últimos años, la humanidad ha experimentado una revolución de gran impacto social, político y económico: el uso de las computadoras personales. En pocos años, una computadora se ha hecho indispensable en cualquiera de las actividades que realiza el ser humano, significa una herramienta de trabajo, agiliza procesos y permiten ahorrar tiempo y dinero; ya no podemos hablar de información, sin asociarla a las tecnologías y las telecomunicaciones. Ello permite que tengamos en nuestras casas/oficinas, en forma inmediata, lo que sucede en el mundo.

La sociedad se encuentra hoy, presenciando un fenómeno de masificación de información, en cuanto que una misma fuente o dato llega a un gran número de usuarios/personas, en un momento determinado. Esta situación nos lleva a poseer una cultura universal e internacional, que produce un cambio de valores, de actitudes, de necesidades y afecta directamente los procesos de desarrollo social.

A partir de 1980 varias tecnologías se han destacado por su potencialidad para la solución de problemas relacionados con la automatización de sistemas de información.
Ejemplos de estas tecnologías incluyen los avances en el área de las microcomputadoras, avances en nuevas tecnologías de almacenamiento y avances en el área de las telecomunicaciones. Existen diferentes formatos para almacenamiento electrónico de información/datos, ejemplo de ello: el disco compacto de memoria de lectura exclusiva, conocido por su sigla en inglés CD-ROM, las Bases de Datos Bibliográficas, Revistas Electrónicas, Bibliotecas Electrónicas, y la revolución tecnológica más importante del siglo:
Internet y todas sus variantes y servicios relacionados: Correo Electrónico, FTP, TELNET, WWW, páginas WEB, entre otros.

El uso de la informática y las telecomunicaciones y la confluencia con la información, tienen un impacto en el desarrollo socioeconómico de un país; en consecuencia, la incorporación de procesos automatizados para el análisis, recuperación y prestación de servicios de información, ha sido un aporte relevante para el desarrollo de la comunidad científica a nivel mundial.

En nuestro tiempo, la información ha pasado de ser un simple elemento de interés, para constituirse en un recurso con un marcado valor económico. Su efecto en el mejoramiento del control de la productividad está dado por una cadena que podemos graficar así:


border=0



Lo cual quiere decir, que la información y su procesamiento en el entorno institucional/corporativo mantiene relaciones a nivel de:

*.- Economía de la Producción.
*.- Mercado y necesidades de éste.
*.- Investigación y creación de productos.
*.- Mercado e inteligencia del competidor.
La información se concibe como un bien corporativo de valor estratégico en la mejora de la competitividad, de allí que sea fundamental para la toma de decisiones en la solución de problemas y en la utilización de los recursos, lo cual incidirá en el incremento de la productividad y los niveles de desarrollo institucional, en tanto que sea oportuna y acertada a las necesidades de sus usuarios.


Información para la Investigación

Cada día es más evidente el poder de la información como un instrumento de cambio social y de cambio de conducta del hombre, poder que se incrementa en la medida que se generan cambios tecnológicos y se incorporan nuevas tecnologías en el manejo y procesamiento de información. Sin embargo, el poder de la información no sólo ejerce influencia en la sociedad, sino en las instituciones independientemente de su naturaleza o razón social.
En este contexto la orientación es desarrollar Sistemas de Información Especializados capaces de generar métodos y procedimientos que permitan la recolección, tratamiento, procesamiento, análisis y difusión de contenidos que sirvan de base a la toma de decisiones y al diseño de políticas acertadas, a la elaboración, seguimiento y evaluación de los planes de investigación institucional y a la ejecución de proyectos y diseño de programas de capacitación técnica de los actores institucionales.

Debe estar concebido bajo una infraestructura de calidad servicios, que ofrezcan a sus clientes/usuarios productos de información susceptibles de apoyar los programas de información institucional monitoreando y evaluando continuamente las necesidades de sus usuarios para generar nuevos productos con alto valor agregado, que satisfagan las necesidades detectadas.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS
1.- Teoría de la motivación de Maslov. 1980. En: Evans, G. E. Técnicas de administración para bibliotecas. México, Universidad Nacional Autónoma de México. P. 203-
2.- Páez Urdaneta, Iraset. Información para el progreso de América Latina. Coediciones Universidad Simón Bolívar y Congreso de la República. Caracas: 1990.
3.- Agudo, Álvaro. Lectura, Escuela y Sociedad. 2do. Congreso Nacional de Lectura, 2-5 mayo. En: Memoria del Congreso; Bogotá: Fundalectura, 1995.