domingo, 10 de abril de 2016

Ensayo: Propiedad Intelectual

Bienaventurados los que me copian
porque de ellos serán mis errores.
Enrique Galindo Rodríguez




     ¿Cómo podemos exigir respeto por la propiedad intelectual si no nos enseñan a citar o hacer una bibliografía durante nuestro paso por la escuela? Sería interesante y muy oportuno generar un buen debate sobre las bases que estamos sentando en las futuras generaciones de universitarios. En el ámbito educativo, es un tanto difícil que un estudiante genere un contenido propio, debido que en su calidad de aprendiz debe consultar documentos que afiancen su conocimiento o que le permitan ir creando una postura crítica como individuo profesional.

     Ahora bien, el plagio es un flagelo que, lamentablemente, ha pasado de generación en generación y en esta era de la globalización digital pareciera que va en ascenso, desde el punto de vista bibliotecológico es inconcebible pues es indispensable respetar el derecho de autor, sin embargo, ante esta situación se hace imperante la necesidad de crear nuevas estrategias para cumplir con la masificación de la información en sus distintos formatos y en especial en digital.

     En este sentido, hay que fomentar el respeto por la propiedad intelectual de las obras que resguardamos dentro las unidades de información, pero al mismo tiempo se deben crear nuevos esquemas para la alfabetización de los usuarios donde se les enseñe a manejar herramientas y sistemas para la prevención y la detección del ciberplagio, para ello es de suma importancia tener presente la  ley sobre el Derecho de Autor y la Ley de Propiedad Industrial, debido a que según Peñaranda (2011) la primera de éstas resalta la propiedad intelectual, la cual protege a los programas de computación como obras del ingenio, pero también trata a las bases de datos (son consideradas obras del ingenio), diferentes a la obra original, por su parte la propiedad industrial  protege los Derechos de los inventores, descubridores e introductores, sobre las creaciones, descubrimientos o inventos que tengan relación con la industria; y de los productores, fabricantes o comerciantes sobre las frases o signos especiales que acojan para distinguirse de los demás.

     En conclusión, más allá del gran avance tecnológico y el acceso a la información a través de repositorios institucionales, bibliotecas digitales, bases de datos, internet, entre otros, estamos llamados a la protección de la propiedad intelectual, debido a que, en primer lugar, protege legalmente los derechos morales y patrimoniales de los creadores respecto de sus creaciones y los derechos de la sociedad en general para tener acceso a las mismas. Y, en segundo lugar, para incentivar la creatividad y la aplicación de los resultados de los conocimientos desarrollados, así como para fomentar prácticas comerciales leales que contribuyan a su vez al desarrollo económico y social.

Referencia

Peñaranda, H. E. y Peñaranda, H. R. (2011). Análisis de los aspectos legales esenciales de la propiedad intelectual e industrial en Venezuela. Nómadas. Revista Crítica de Ciencias Sociales y Jurídicas | Núm. Especial: América Latina. Disponible en: http://pendientedemigracion.ucm.es/info/nomadas/MT_americalatina/hectorpenaranda.pdf. Consulta: 08-04-2016


Elaborado por:
Hidalgo Serrano, Siomer José
siomer.hidalgo@gmail.com
@siohid