domingo, 30 de octubre de 2011

Bibliotecas Infantiles: servicios bibliotecarios para niños

Es difícil determinar los orígenes de la literatura infantil; concebida como tal, es decir obras literarias destinadas específicamente a los niños, tratándose de un instrumento de juego con un soporte ideológico. De esta manera nos remontaríamos hacia el siglo XVII, aunque los libros leídos por los niños se remontan años atrás.

El punto de partida hay que situarlo en los cuentos milenarios que se trasmitían oralmente y que un día fueron plasmados en un libro. Pero la primera obra que aparece compuesta concretamente para niños, se remonta al siglo XVII, es la obra de Comenius titulada "Orbis pictus" en 1657. Esta es a la vez un alfabeto, un tratado moral, una historia natural; pero sobre todo un libro de imágenes, además del primer libro ilustrado para niños.


Se trata de ejemplos aislados y singulares; pero la idea que ha de fundamentar una literatura infantil es la existencia de una edición que les este especialmente destinada. Este acontecimiento sucede a la vez en Francia y en Inglaterra; por una parte Pelerin crea las "estampas de Espinal" en 1740, y por otra parte John Newbery abre en Londres en 1745 la primera librería para niños, editando libros desde 1744, entre otros adaptaciones de "Gulliver" y "Robín de los bosques".


Los servicios de la biblioteca para los niños de edad escolar

Por: Colorín Colorado (2007)


Para los niños que comienzan sus estudios, la biblioteca adquiere nueva importancia. Para los estudiantes de escuela primaria, se ofrecen programas parecidos a los de lectura en voz alta y narración de cuentos que a menudo incluyen charlas y presentaciones por los mismos niños, así como programas de lectura durante los meses de verano. Para los estudiantes de escuela intermedia también pueden ofrecerse charlas sobre libros, programas de lectura durante los meses de verano, seminarios sobre la escritura creativa, grupos de teatro y lectura de poemas. La biblioteca también se convierte en una fuente de información que los niños utilizan en la preparación de sus tareas. Averigüe lo que ofrece la biblioteca pública de su localidad.


Bibliotecas para niños

































Cómo ayudar a sus hijos a usar la biblioteca

Kathryn Perkinson


Introducción


"Cuando yo era muchacho, recuerdo haber visto al mundo entero pasar ante los ojos de mi imaginación. Un buen día me escapé del aburrido pueblo en que vivía y, volteando las páginas de un libro muy bonito, viajé por toda Francia acompañado por otros dos muchachos de mi edad llamados André y Julien. En otra ocasión, en compañía de Don Quijote y Sancho, vi las llanuras de Castilla iluminadas por un sol ardiente, anduve por sus caminos polvorientos y visité sus posadas llenas de aventura. En mi imaginación, vi islas desiertas y auroras boreales reflejadas en el mar. En Africa visité el país de los pigmeos y no me pareció extraño porque anteriormente había visitado Liliput. Viví en la choza descrita en Uncle Tom's Cabin y cultivé caña de azúcar con los esclavos. Como el Barón de Münchausen, até una cuerda al cuarto creciente de la Luna para deslizarme por ella hasta la Tierra, y como no era suficientemente larga, le corté un tramo superior y se lo até al extremo inferior para completarla. Con Jules Verne viajé por todas partes y vi el fondo del mar.
Es así, durante la etapa más temprana e impresionable de la niñez, que se forja el país universal de los niños. Es una etapa de la vida en que las rivalidades sólo obran en la diversidad de imágenes y de colores. Los cuentos maravillosos se complementan en perfecta armonía, sin hacerse mal unos a otros. Todo es paz y unión."


Paul Hazard

De: Books, Children and Men