viernes, 21 de agosto de 2009

Los libros también se enferman

RIESGOS Hongos, insectos, roedores y polvo amenazan los textos

Igual que ocurre con los seres humanos, un ejemplar infectado puede provocar una verdadera epidemia

VANESSA DAVIES
vdavies@el-nacional.com

El 15 de diciembre de 1999 no fue una enfermedad, sino una verdadera calamidad, la que se vino encima de los testigos de la historia de la iglesia San Pedro Apóstol de Macuto: más de 50 libros que atesoraban bautizos, matrimonios y defunciones desde el siglo XVII. El lodo embadurnó las páginas; el agua las hizo presa fácil de los hongos e hizo correr la tinta de su lugar. Los ejemplares, a merced de la corriente, quedaron dispersos y sin dolientes.

La tragedia humana de Vargas minimizó esta otra tragedia. No todos los libros quedan, como estos, desahuciados y guardados en una caja a la espera de tratamiento (aunque en la Biblioteca Nacional sometieron un ejemplar a reintegración mecánica y manual para mostrarlo como ejemplo). Pero es muy común que los volúmenes se enfermen. Tal como expone Argenis Torres, jefe de la división de conservación de la Biblioteca Nacional de Venezuela, en situaciones normales deben afrontar amenazas como hongos, roedores, insectos y polvo. Los hongos y el polvo provocan, a su vez, alergia en las personas. El término correcto, más que enfermedad, es contaminación, aclara Torres.

El hecho de que el papel absorba humedad rápidamente lo hace vulnerable a diversos agentes. Basta que aumente la humedad relativa o la temperatura ambiental para que los hongos –que están en todas partes– hagan de las suyas. Marrón, azul, negro y morado son los colores que delatan la presencia de estos organismos; la textura es como terciopelo. El clima ideal para conservar libros es 18º a 22º centígrados, y de 45% a 55% de humedad relativa. El cambio crea un ambiente propicio para que el hongo ataque la fibra del papel y la desintegre; no importa si el ejemplar es nuevo o suma varias décadas. Un volumen enfermo, además, infectará a los demás como si fuese la influenza AH1N1.

Igual que ocurre con la diabetes o la hipertensión en un ser humano, los hongos no se curan, pero se controlan. Para ello, hay que devolver al libro la temperatura y la humedad ideales, y realizar lo que los expertos llaman “limpieza al seco”: pasar una brocha por cada página dañada y succionar suavemente con un equipo especial. Quien asuma esta tarea debe protegerse, advierte Torres, con máscara, guantes, lentes y bata de laboratorio.

Hamburguesa para ratones.
Podrá ser la metáfora más sentida de Paulo Coelho, el poema más hermoso de Roque Dalton, la idea más consecuente de Istvan Mészáros o el párrafo mejor logrado de Mario Vargas Llosa. A los ratones poco les interesa el contenido. Ellos van directo al grano: el papel, el cartón, es comida. “He visto legajos de documentos que quedaron como una hamburguesa mordida”, compara Torres. Dientes, pero también, excrementos de roedores, perjudican las páginas. Las cucarachas no sólo amenazan la salud de las personas; alteran, igualmente, la de los libros. Además de engullir el contenido, lo ensucian con sus deposiciones. Para entender por qué algunos animales devoran el papel, basta recordar que éste se compone principalmente de una materia vegetal llamada celulosa.

Otros insectos actúan contra los textos, como el pececito de plata y las termitas. El pececito de plata es considerado la plaga más común de las bibliotecas y edificios en general, de acuerdo con un estudio elaborado por la Unesco. Las termitas, en particular, penetran a través del lomo, “y hacen su fiesta dentro. Algunas personas reportan que hay una arenita, y cuando abren el libro, se encuentran con que ha desaparecido buena parte del interior”, refiere Ramón Sifontes, funcionario del área de conservación de la BN.

¿Cómo lo logran? Con sus mandíbulas en forma de sable. Uno de los agentes biológicos que atacan las colecciones podría ser un personaje de Agatha Christie. Lo llaman “el relojito de la muerte”, porque en las noches, cuando todo está en silencio, suena el clack-clack-clak que delata su acción. No mide más de 2,5 milímetros, pero su práctica es devastadora. Hay regalos que matan. No falta quien decida legar sus decenas, centenares o miles de libros a la Biblioteca Nacional o a alguna biblioteca pública. Este gesto generoso puede convertirse en una sentencia de muerte para los ejemplares sanos.


Tratamientos para el “paciente”

… La fumigación para atacar los insectos debe ser efectuada por manos expertas, puesto que no se trata de rociar flit sobre el libro, sino de colocarlo en una cámara –durante 22 días– en la cual se extrae el oxígeno y se inyecta nitrógeno. “Con este procedimiento matamos al adulto y destruimos el huevo”, subraya Argenis Torres. El timol ya no se utiliza, aclara, porque resultaba muy contaminante. También se usa la limpieza profunda (hoja por hoja).
...Para la limpieza superficial, o de mantenimiento, se recurre a una aspiradora especial.
…El centro de conservación de la Biblioteca Nacional hace diagnósticos y aplica tratamientos –a bajo costo– para bibliotecas de particulares y de instituciones, indica Ramón Sifontes. Hay equipos, por ejemplo, para la reintegración mecánica y la reintegración manual. … Estas medidas, sin embargo, no obran milagros. El material que el hongo desmembró, el pedazo del libro que el ratón se comió, desaparecidos quedan. Es por eso que el volumen más antiguo que alberga la Biblioteca Nacional, el Tractatus Domini Nicolai de Ubaldis (1471), recibe periódicamente su tratamiento para evitar la catástrofe que significaría perder sus líneas de más de 500 años de vejez.

El Dato

… Es cierto que el microfilm se considera el soporte por excelencia para la preservación (porque puede durar hasta 500 años), pero no es menos cierto que sufre diversas amenazas. “El microfilm también se enferma”, destaca Ramón Sifontes.
… Una de las afecciones más comunes es el “síndrome del vinagre”: si el material (el más antiguo es con una base de acetato de celulosa) se guarda a una temperatura demasiado elevada, se levanta la emulsión de la película; la cinta se enrosca y se ondula, alerta José Moncada, jefe de la división de microfilm de la Biblioteca Nacional.
… La temperatura de almacenamiento para microfilm debe ser 18º centígrados, con 45% de humedad relativa, agrega Moncada.


jueves, 13 de agosto de 2009

Ley Orgánica de Ciencia, Tecnología e Innovación (LOCTI).

La presente Ley tiene por objeto desarrollar los principios orientadores que en materia de ciencia, tecnología e innovación y sus aplicaciones, establece la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, organizar el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, definir los lineamientos que orientarán las políticas y estrategias para la actividad científica, tecnológica, de innovación y sus aplicaciones, con la implantación de mecanismos institucionales y operativos para la promoción, estímulo y fomento de la investigación científica, la apropiación social del conocimiento y la transferencia e innovación tecnológica, a fin de fomentar la capacidad para la generación, uso y circulación del conocimiento y de impulsar el desarrollo nacional.

¿Cuál es el objetivo de la LOCTI?

Desarrollar los principios orientadores que en materia de Ciencia, Tecnología e Innovación, establece la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.
Organizar el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación.
Promover, estimular y fomentar la investigación científica, la apropiación social del conocimiento y la transferencia e innovación tecnológica, a los fines de fomentar la capacidad para la generación uso y circulación del conocimiento e impulsar el desarrollo nacional y tiene su fundamento legal en el Artículo 110 de la Constitución.

¿Quése entiende por inversión, a efectos de la LOCTI, en Ciencia, Tecnología e Innovación (C+T+I)?

Cuando una empresa destina en símisma o en sus empresas asociadas o consorciadas, filiales, o en empresas de la misma rama de actividad a que ésta se dedique, recursos propios en proporción al monto de su aporte, para el desarrollo de las actividades contenidas en el Artículo 42 de la LOCTI (Art. 2, numeral 9 del Reglamento Parcial dela LOCTI referido a los aportes de inversión).

¿Quées el Sistema Nacional de Ciencia tecnologíae Innovación (SNCTI)?

Es el conjunto de personas, organizaciones públicas o privadas y las relaciones existentes entre ellas, dedicadas a desarrollar procesos de investigación, producción y transferencia de conocimientos, dirigidos a la construcción de una cultura científico-tecnológica, cuyo organismo rector es el MppCT.

¿Qué porcentaje se establece en la Ley para el aporte e inversiónde las Grandes Empresas?

Las Grandes Empresas del país que se dediquen a las actividades establecidas en las Leyes Orgánicas de Hidrocarburos e Hidrocarburos Gaseosos deberán aportar o invertir el 2% de los ingresos brutos (Artículo 35 LOCTI).
Las Grandes Empresas que se dediquen a la explotación minera procesamiento y distribución, distribucióny transmisión de electricidad 1% de los ingresos brutos (Artículo 36 LOCTI).
Las Grandes Empresas que se dediquen a otros sectores productivos (bienes y servicios) 0,5% de los ingresos brutos (Artículo 37 LOCTI).

Fuente: http://www.oncti.gob.ve/pdf/web_sidcai.pdf


¿Dónde se inscriben las Grandes Empresas que están obligadospor Ley a Invertir/Aportar?

En el portal del Sistema para Declaración y Control de Aporte-Inversión en Ciencia Tecnología e Innovación (SIDCAI). http://sidcai.oncti.gob.ve

¿Existe algún formato para elaborar los proyectos?

En el en el portal del SIDCAI puede encontrar las pautas mínimas exigidas para la presentación del proyecto, que contempla:
A que actividad del Art. 42 estáreferido el Proyecto.
Título del proyecto.
Problema a resolver.
Antecedentes del problema.
Objetivo (s) general (es) a lograr.
Actividades a desarrollar para lograr el/los Objetivo (s) general (s).
Plan de ejecución del proyecto desagregado por actividad, período y monto.
Productos esperados.
Impacto socioambiental (si corresponde).

Para ampliar esta información visite: http://www.oncti.gob.ve/pdf/web_sidcai.pdf


Observatorio Nacional de Ciencia y Tecnología: http://www.oncti.gob.ve/

Ministerio para el poder popular de Ciencia y Tecnologíae Industrias Intermedias: http://www.mct.gob.ve/Vistas/Frontend/portal_noticia.php

Sistema para Declaración y Control de Aporte-Inversión en Ciencia, Tecnología e Innovación: http://www.sidcai.fonacit.gob.ve/

Fondo Nacional de Ciencia y Tecnología e Innovación: http://www.fonacit.gov.ve/bioetica.asp

Es importante destacar que la Biblioteca del Centro Local Yaracuy de la Universidad Nacional Abierta, cuenta con un proyecto LOCTI que puede ser consultado a través del portal http://biblo.una.edu.ve y puede contactarnos por los correos sihidalgo@una.edu.ve y siomer.hidalgo@gmail.com.

Marketing de productos y servicios de las tecnologías de la información en bibliotecas: la experiencia de Malasia

Autor: Shahar Banun Jaafar
National Library of Malaysia
Kuala LumpurMalaysia

RESUMEN

En los últimos años, las bibliotecas de los países en desarrollo están llevando a cabo iniciativas para introducir productos y servicios de las tecnologías de la información con los que puedan mejorar la calidad del servicio bibliotecario. El advenimiento de nuevas tecnologías tales como: el enorme incremento de los medios de almacenamiento electrónico, la conjunción entre las telecomunicaciones y los medios de transmisión, la disponibilidad de una gran cantidad de recursos de información accesibles a través de Internet, así como el continuo abaratamiento de los equipos informáticos, han hecho posible que los bibliotecarios incorporen estas tecnologías para satisfacer las necesidades informativas de sus usuarios. Las bibliotecas deben promover el uso de las tecnologías de la información si quieren dar respuesta a las cambiantes necesidades informativas de la comunidad. Asimismo, las bibliotecas tienen que asegurarse de que estos nuevos servicios son reconocidos y valorados por la comunidad a la que sirven, por lo que es esencial la comunicación entre las bibliotecas y la sociedad, que se hace posible a través de estas tecnologías. El autor describe el plan del gobierno malayo para convertir el país en una nación digital, y cómo las bibliotecas pueden jugar un papel estratégico a la hora de hacer accesibles a todos estos productos y servicios. El marketing de productos y servicios de tecnologías de la información que sean de utilidad a la población en general es una de las estrategias que han de ser consideradas por las bibliotecas si desean mejorar sus servicios en esta era digital. Dichas estrategias de marketing van a impulsar la consecución de unos servicios bibliotecarios de calidad que puedan satisfacer la necesidades informativas de la comunidad. A la hora de desarrollar estas estrategias, el autor señala la necesidad de realizar un estudio del entorno para así detectar las tendencias del mercado que influyan en mayor medida sobre las necesidades informativas de los usuarios, además de realizar investigaciones de mercado antes de abordar un programa de marketing, en cuya estrategia se tendrán en cuenta los canales directos, internos e inversos del marketing. Por último, debe establecerse un sistema de evaluación y control que permita que las necesidades de los usuarios se resuelvan siempre de manera satisfactoria para éstos.

Disponible en: http://archive.ifla.org/IV/ifla64/126-86s.htm

Marketing, calidad y servicios de información.

Por Teresa Allepuz Ros

La información se ha convertido en un elemento esencial en cualquier organización. Es un activo, un recurso, un bien de consumo. Los servicios de información (bibliotecas, centros de documentación y servicios afines) tienen ante sí el reto de adoptar la filosofía y las técnicas del marketing a fin, no sólo de optimizar el recurso, sino también, y fundamentalmente, de agradar y satisfacer al usuario en tanto que consumidor y cliente.

Reflejo de la nueva cultura de las organizaciones, centrada en la satisfacción de las necesidades del cliente, tienen lugar diversos cambios inducidos por conceptos tan fundamentales en este nuevo entorno organizacional como son el marketing y la calidad, estrechamente vinculados.

¿Qué es calidad?

Cualquier institución aspira a proporcionar productos y/o servicios de calidad a sus clientes. Se habla de calidad al tratar los objetivos estratégicos de las organizaciones, independientemente del tipo, sector, etc. Se entiende por calidad el conjunto de propiedades y características de un producto o servicio que le confieren aptitud para satisfacer necesidades concretas de los usuarios. La filosofía de la calidad, según E. García-Morales "se basa en un punto clave: las necesidades de los clientes. El hecho de pivotar toda la actividad hacia ese objetivo final nos hace volver los ojos hacia éste y preguntarnos seriamente: ¿sabemos realmente cuáles son sus necesidades?".

El cliente en el punto de mira
Así, por su parte, el marketing como proceso, implica la identificación, previsión y satisfacción de las necesidades del cliente de modo que resulte rentable (la rentabilidad viene dada por la adecuación de los resultados a los objetivos establecidos), lo que pone de manifiesto sus relaciones con la gestión de calidad. El marketing es pues un proceso de ajuste, una estrategia para unir productos y consumidores, cuyos elementos son:
Identificación de las necesidades del cliente
Satisfacción de las necesidades del cliente
Rentabilización

Pero el marketing es también una filosofía, una actitud que implica a toda una organización en la que su funcionamiento está dirigido a satisfacer las necesidades del consumidor, realizado con beneficio.

De este modo, aplicar las técnicas del marketing en la gestión de servicios de información, sean públicos o privados, resulta una propuesta de extraordinario interés, sobre todo de cara a su rentabilidad, innovación, competitividad y eficacia. Estos enfoques que la filosofía del marketing conlleva -nuevos en el entorno de cualquier servicio de información- dinamizan su gestión permitiendo aproximar al cliente-usuario a consumir el producto-información en sus diferentes formas y soportes (bases de datos en línea y en cd-rom, boletines de sumarios, de resúmenes, de prensa, catálogos, tesauros, etc.), proporcionando, en definitiva, beneficios a la organización que los adopte, sea cual sea su entorno.

Eficacia y estrategia
El marketing es una herramienta de eficacia. Sus objetivos principales son: conservar a los clientes-usuarios, esto es, mantener su fidelidad a base de continuas mejoras en todo cuanto rodea al producto o servicio atraer clientes-usuarios nuevos Se trata de cuidar al cliente, asesorarle y proporcionarle algo más que el mero producto (valor añadido) y persuadirle. Es evidente que al usuario de cualquier servicio -pero sobre todo de los servicios de información - le cautiva no sólo el producto sino lo que le rodea: no sólo vendemos la información que poseemos o a la que podemos acceder, sino que nos vendemos a nosotros mismos.

Ello implica una revisión de los procesos llevados a cabo en los servicios de información, cuestionándose si la ejecución de cada uno de ellos añade valor percibido por el usuario o si, por el contrario, supone costes que no implican valor.
Así, el plan de marketing se presenta como una herramienta estratégica adecuada para estas cuestiones, confiriendo a la organización que lo adopta un talante muy innovador además de excelentes beneficios.

La planificación del marketing puede definirse como "la toma de decisiones anticipadas". Su lema es "planificar el trabajo y trabajar la planificación" (plan the work and work the plan).

Las fases previas
Este proceso del plan de marketing supone para un servicio de información el establecimiento de fases previas a su implantación, que coinciden, en gran medida, con los llamados factores críticos de éxito (lo que se estima imprescindible en la consecución de los objetivos). Las fases son:
Análisis swot -streghts, weaknesses, opportunities, threats- o estudio de los puntos fuertes y débiles, de las oportunidades y las amenazas de los servicios, productos, personal, medios, entorno, etc.
Determinación de los objetivos.
Determinación de estrategias concretas (marketing estratégico = filosofía).
Determinación de tácticas (marketing táctico = técnicas concretas).
Evaluación y control.

Además hay que tener en cuenta también la estrategia de mercado o marketing-mix, un plan para lograr los objetivos perseguidos en situaciones de mercado concretas, que contempla:
Desde el punto de vista del vendedor:
Producto
Precio
Distribución
Promoción
Desde el punto de vista del comprador:
Cliente
Coste
Conveniencia
Comunicación
El cambio necesario

En resumen, siguiendo a Blaise Cronin, el marketing es un "proceso de apertura de vías efectivas de comunicación entre el que ofrece y el que recibe los servicios" y ello supone un cambio en las formas de operar que se llevan a cabo en los servicios de información.

El marketing no es una actividad esporádica, un uso accidental, una receta, sino una actividad cíclica planificada y premeditada que ha de involucrar a todo lo que compete al servicio de información, centrándose principalmente en el cliente, en el usuario final.

A este respecto cabe recordar Los Diez Mandamientos de un buen servicio al cliente, pautas que, en realidad, marca el sentido común, dirigidas a aspectos relacionados con la organización general y con los individuos de la misma. Se pueden resumir en: el desarrollo del sentimiento de orgullo por el buen servicio al cliente como cultura de la organización, servicio que ha de primar sobre los beneficios, así como la transmisión al cliente de seguridad, confianza y equilibrio y de haber creado un producto especialmente para él (marketing como herramienta diferenciadora). El marketing es, en definitiva, técnica (análisis swot, marketing-mix,...) y filosofía ("espíritu del marketing") que no debe pasar por alto ningún servicio de información si quiere estar a la altura de cualquier otro servicio actual.


Bibliografía
Bibliotecas públicas hoy y mañana: nuevos planteamientos de objetivos y gestión. Coloquio Internacional organizado por la Fundación Bertelsmann. Salamanca: Fundación Germán Sánchez Ruipérez, 1995
Cornella, A. Los recursos de información: ventaja competitiva de las empresas. Madrid: McGraw-Hill, 1994
García-Morales Huidobro, E.Aportaciones de la Gestión de Calidad a Bibliotecas y Servicios de Documentación. Revista Española de Documentación Científica, 1995, vol. 18, núm. 1, p. 9-18
Keiser, B. y Galvin, C. K. Marketing Library Services: a nuts-and-bolts approach. The Hague, Netherlands: FID, 1994
Pérez Fdez. de Velasco, J. A.Gestión de la calidad empresarial: calidad en los servicios y atención al cliente, calidad total. Madrid: ESIC, 1994
Sáez, E. E. de. Marketing concepts for libraries and information services. London: Library Association, 1993
Stapleton, J. Marketing. Madrid: Pirámide, 1994

Disponible en: http://www.elprofesionaldelainformacion.com/contenidos/1995/octubre/marketing_calidad_y_servicios_de_informacin.html

E-strategias en la introducción y uso de las TIC en la universidad.

Autor: Josep M. Duart -- Francisco Lupiáñez


RESUMEN

Las tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) se han asentado plenamente en las universidades españolas a lo largo de la última década. Sin duda, esto está comportando un cambio significativo en la dinámica interna de las instituciones: en la forma de planificar y desarrollar la docencia universitaria, en la administración académica y en los servicios a los estudiantes y, de forma relevante, en la actividad de investigación y difusión. Para llegar al uso habitual de las TIC en la universidad los equipos de gobierno han tomado, a lo largo de los últimos años, decisiones estratégicas que han condicionado y determinado la situación actual. En este artículo presentamos los resultados del análisis de esas decisiones estratégicas en el marco de un estudio financiado por el Ministerio de Educación y Ciencia. Podemos concluir de forma genérica que la introducción de las TIC en la universidad española se ha realizado sin planificación estratégica y que ha sido el resultado de la demanda externa lo que ha propiciado su uso. Asimismo, podemos afirmar que el uso de las TIC, especialmente de Internet, está transformando de manera sustancial la dinámica institucional de las universidades, desde su estructura hasta la forma de planificar e impartir clases, pasando por la gestión y administración académica, así como por la investigación y la difusión del conocimiento.

Disponible en: http://www.uoc.edu/rusc/dt/esp/duart0405.pdf

MODELO ÁGORA: UN MODELO INTEGRADO DE GESTIÓN DEL CONOCIMIENTO, LA INFORMACIÓN Y EL APRENDIZAJE ORGANIZACIONAL EN BIBLIOTECAS UNIVERSITARIAS.

Autor: DR. LUIS AHUMADA FIGUEROA -- MAG. ATILIO BUSTOS GONZÁLEZ
PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DE VALPARAÍSO CHILE

RESUMEN

El dinámico avance del desarrollo tecnológico y la importancia de la información y el conocimiento en la sociedad actual, ha determinado que la principal ventaja competitiva de una organización sea la capacidad de gestionar adecuadamente estos recursos. Las habilidades y conocimientos que son capaces de desarrollar los trabajadores se transforman en un capital que las organizaciones modernas valoran en forma creciente. Las organizaciones educativas y especialmente las Universidades, deben aprovechar sus recursos competitivos. Es decir, deben saber hacer un uso intensivo de sus conocimientos para mejorar: el proceso de formación y aprendizaje de sus alumnos, la generación de nuevo conocimiento producto de la investigación y la transferencia de dicho conocimiento por medio de la publicación y la asistencia técnica. Los procesos de gestión del conocimiento, del aprendizaje organizacional y de la información, están íntimamente ligados. De forma que solo se pueden obtener mejoras significativas en las organizaciones, si se actúa generando sinergias entre cada unos de estos procesos. El Modelo Ágora presentado en el presente artículo, se orienta hacia los Sistemas de Bibliotecas Universitarias consideradas como lugares de acopio de conocimientos, centros de documentación y agentes activos en la formación de habilidades respecto al uso y trasferencia de información necesaria para generar nuevos aprendizajes y conocimientos. El Modelo Ágora intenta caracterizar la gestión de la información, el conocimiento y el aprendizaje organizacional en un Sistema Bibliotecas Universitarias, analizar su relación y la forma como estos procesos se diferencian dependiendo de variables tales como facultad de pertenencia y características de los usuarios que acuden a ellas.


EDUCACIÓN, BIBLIOTECA Y TIC EN LA SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN: RETO Y COMPROMISO.

Autor: María Jesús Rodríguez Rodríguez (ecasdoce@terra.es) y Domingo
Planchuelo Martín (dplanchu@teleline.es).

RESUMEN

En esta nueva etapa de la historia de la humanidad denominada “sociedad del conocimiento”, “era de la información”, etc., Internet, las TIC y la información están destinadas a jugar un papel primordial como impulsoras y protagonistas del desarrollo social, científico, económico, cultural y educativo que define este nuevo modelo de sociedad.

Consideramos que la institución escolar debe formar a personas competentes, críticas y con capacidad de trabajo autónomo y cooperativo, interviniendo en dos grandes campos: el uso reflexivo de la tecnología y el desarrollo de las habilidades de la información.

Finalmente dejar constancia que, en el momento actual, se van aclarando las dudas sobre lo que tenemos que hacer, en cuanto a lo que nos demanda la nueva Sociedad de la Información, pero van apareciendo nuevos interrogantes sobre cómo hacerlo: cómo utilizar las TIC y la información en la actividad escolar, qué metodologías son las más apropiadas, como cambiar el currículo para que contemple las nuevas necesidades formativas, como cambiar la organización escolar tan arraigada, etc. Este es el nuevo reto que tiene por delante el sistema educativo.

Las tic y los productos y servicios en la biblioteca universitaria: una vía para gestionar el conocimiento.

Autor: MSc. Ramón Alberto Manso Rodríguez
Centro de Información
Facultad de Ingeniería Eléctrica
Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas
e-mail: manso@uclv.edu.cu

RESUMEN
Con la incorporación de las tecnologías de la información y las comunicaciones y su amplia
difusión en las diversas áreas de la sociedad, el sector bibliotecario se ve favorecido al poder aplicar estos avances al diseño de productos y servicios de información que posibilitan la gestión del conocimiento dentro de la institución en la que se encuentra inmersa o dentro del ámbito de su competencia. En tal sentido, la biblioteca, ha de reunir en un único espacio virtual, informaciones dispersas, integrarlas y organizarlas en forma de bases de datos que permitan la generación de nuevos productos y servicios de información con valor agregado. Pero ¿Qué nuevos servicios podemos implementar?, ¿Qué herramientas tecnológicas emplear?, las respuestas a estas interrogantes son analizadas en la presente ponencia, además de exponer las experiencias, que en este campo, han desarrollado en la biblioteca de Ingeniería Eléctrica de la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas.